Los insultos personales de Casado a Pedro Sánchez tras su remodelación del Gobierno español no son de recibo en una democracia. Se nota su nerviosismo ante el madrugonazo del inquilino de la Moncloa demostrando su falta de bagaje democrático, su no saber que hacer ni que decir ,salvo insultar,en una situación inédita.Este bochorno de él y de su equipo de gentes de un solo carril es muy demostrativo de su falta de categoría.

Hay que empezar a tener claro, que el PP no cree en democracia, sino en la alternancia en el poder ( puede que algo similar también le ocurra al PSOE…), dicho de otra forma, el PP ( y el resto de la derecha española), no va a cambiar nunca y siempre va a seguir diciendo lo mismo como si nada hubiese cambiado…., si esto le reporta votos (sobre todo fuera de Euskadi), pues muy bien, sino…, pues le da igual, pues confía que por los errores del PSOE ( y del resto de la izquierda), por el desgaste en el poder, por votar a la opción menos mala (voto por descarte y abstención…), etc., el PP (sólo o acompañado), espera volver a gobernar «cuando le toque».., ya se ha puesto en la fila y espera que la elección le caiga. España no es un régimen de democracia, sino de alternancia:

1º Consuelo Ordoñez responde tajante a Rafael Hernando tras acusar a Sánchez y Marlaska de acercar a los presos de ETA al País Vasco.

2º Consuelo Ordoñez, víctima de ETA: «El PP nos utiliza para hacer oposición».

Esto es lo que hay, aparte de la alegría por la victoria de Italia frente a los que querían demostrar que el brexit era la solución para Europa y sus arrugas.

Sony.