Escuché el sábado 3 de julio a las 8:30 en Radio Euzkadi una interesante entrevista con el responsable del equipo de béisbol San Ignacio. Dio cuenta de forma didáctica de los problemas que tienen, el tipo de Liga que juegan, los reconocimientos, las posibilidades de ganar la Copa su equipo San Ignacio y la duración de casi tres horas de los partidos. Reconozco que no tenía ni idea que en Euzkadi se jugara al béisbol. Lo he visto en América pero creía que era un deporte de otras latitudes. Lo he escuchado en la radio no en ETB.

Pasa un poco como el rugby o el balonmano. Apenas son noticia por nada de lo que hacen. Todo se lo lleva el fútbol que ahora con la información del fútbol femenino duplica las noticias. Y entre la pelota vasca y el baloncesto, en menor medida, se llevan toda la información general que ocupa casi la mitad de los informativos de ETB. Y no a todo el mundo le gusta el fútbol. Pero ese dato no se tiene en cuenta en una televisión pública. Al parecer aquí la sobredosis es magnífica, aunque quite espacio a lo realmente importante.

El jueves 1 de julio  la dirección de ETB anunciaba su campaña veraniega y en relación con los informativos decía que “los servicios informativos, a través de Gaur Egun y Teleberri, contarán a diario  todas las noticias de ámbito nacional e internacional, además de abordar todas las novedades que tengan que ver con la pandemia”.

Sinceramente no me lo creo con el actual formato. Nadie  con los que hablo ha notado cambio alguno. Creo deberían existir programas económicos y deportivos específicos y que en los informativos se dieran solo los titulares para que cupieran más informaciones locales, territoriales y nacionales vascas, sin tanta dependencia de lo que ocurre en Madrid, como no se informa de lo que ocurre en Paris y con una información Navarra y de Iparralde más continua y sobre todo una internacional contrastada, ya que la actual es un auténtico desastre.

Euskal Telebista lleva la E de Euskal y no la E de España, aunque no lo parezca. Nos sabemos todo lo que pasa en Madrid y nada de lo que pasa al lado.

La información además tiene toque de parcialidad con corresponsales en Oriente Medio como si allí nos fuera la vida y sin contratar los servicios de otras televisiones  que nos  digan lo que ocurre en Nicaragua, en Perú, en Canadá, en Irlanda del Norte, en Escocia. O donde de verdad se produce una noticia que nos afecte o interese, duplicando todo lo que tiene que ver con Europa que solo existe cuando hay reuniones del Consejo o de la Comisión.

Me da que no se hará nada. Vivimos  un apagón informativo incomprensible en una televisión pública. No fue eso lo que diseñamos en 1983.

Es como lo que le ocurre al béisbol, que los vascos juegan  a este deporte pero que para ETB no existe. Una pena. Aquí si no tienes una pancarta, una manifa contra el gobierno que anunciar no se informa de ello ni si te tiras de la Cruz del Gorbea. Y también falta algo así como una inteligente información. Por ejemplo. Se ha suspendido la búsqueda del padre asesino de sus dos hijos en Canarias. No creo hayan  estado  ni un mes buscándolo. Aquí en Zaldibar, sin ser un suicido y dos asesinatos se trabajaron 15 meses costando la operación 21 millones de euros. Pero de lo único que nos hemos enterado ha sido de las pancartas y  sus manifas.

Al final de verano veremos si el anuncio que nos hicieron iba en serio o era uno más de programa veraniego. Veremos.