A pesar de vivir en una sociedad telematizada, la pandemia ha puesto en evidencia la importancia de lo presencial en lo que a las relaciones humanas se refiere; camaloon.es ofrece un amplio abanico de oportunidades para dejar el sello propio o el de nuestra empresa con productos que serán únicos en el mundo

Después de un año más propio de una distopía post apocalíptica de serie de no tan ciencia ficción, parece que el futuro que todos soñábamos vuelve a estar aquí. Y ese no es otro que el de siempre. La cultura, los bares, las pistas de baile, las bodas, comuniones o incluso las cenas de empresa. Todos aquellos pequeños placeres de la vida que no hace mucho parecían enunciábamos en pretérito y rescatábamos de nubes de almacenaje y recuerdos han vuelto para quedarse. Definitivamente, el ser humano es un animal social, y lo que tiene que ver con su ocio y disfrute es presencial. Y que así sea por muchos años.

Social, pero cada vez más personal. Algunas de las grandes escenas de la iconografía popular llevan un sello característico, una frase, un eslogan, una cita o un símbolo que las hacen referenciales y reverenciales para generaciones: la cartera de Jules Winnfield en Pulp Fiction, el logotipo y la matrícula del Cadillac de Ghostbusters… ¿Quién no ha amagado alguna vez con dejar su sello de forma semejante? A golpe de click una opción a medida, nunca mejor dicho, es Camaloon.es especialista en la fabricación de productos personalizados para la empresa, al alcance también de cualquier particular con ambiciones creativas y de repercusión.

Una empresa avalada por miles de clientes

Camaloon, avalada por la opinión de más de 3.500 clientes y la confianza de empresas cuyo logo es tan sumamente reconocible que no necesita de glosa como ING, AirBnB o L’Oreal, es un gran universo para la concepción del producto perfecto, único y personal. Y por si la cabeza todavía no ha terminado de maquinar hasta un nivel óptimo de exclusividad tanto un chat en directo como un teléfono de contacto ofrece la posibilidades de consulta a agentes especializados para la creación de artículos promocionales, es decir, regalos corporativos perfectos para llevar el negocio al siguiente nivel de personalidad. Además, un completo y actualizado blog proporciona ideas y tendencias, como por ejemplo el siempre importante welcome pack.

Pero no siempre una personalización ha de tener como target a los potenciales clientes. Es fundamental la sinergia entre corporación y trabajador, hasta el punto de que éste se sienta miembro importante de una familia: besar el escudo cada vez que sale a jugar al terreno de juego. Funciona en el fútbol, el famoso ‘sentir la camiseta’, y hace mucho que el fútbol es un buen termómetro del mundo de la empresa al uso.

Una visual a los productos más vendidos es cuanto menos sorprendente, porque no hacen alusión necesariamente a los más típicos que pudieran venir a la mente de primeras, sino a objetos tan insertados en el día a día y tan necesarios que los asumimos como una parte de nosotros. Que la tapa de nuestra cámara web, el bolígrafo o la taza donde tomamos el café sean únicos en el mundo, con el logo de nuestra empresa y nuestro propio nombre, por ejemplo, nos hacen miembros de un selecto club en el que estaremos encantados de estar.