La Fundación Sabino Arana tiene un gran archivo. Está formado por los fondos del Gobierno Vasco, de sus dirigentes en el exilio, de las cajas de la Delegación de Paris y de cientos de donaciones. Lo que es estrictamente gubernamental va al Archivo Nacional en la calle Díaz de Haro 3 que en este momento tiene una exposición dedicada al exilio.En mi caso y por las diversas situaciones que me ha tocado vivir he logrado ir acumulando documentación y fotografías del exilio, del PNV, de las Cortes, del Parlamento Vasco y la que me iban dando. Y cada cierto tiempo entrego estos archivadores a la Fundación quelos puede tener o como depósito o como donación. Yo los dono pues nadiemejor que ellos los clasifican y ponen a disposición de quienes estáninteresados en conocer por ejemplo como se tramitó la ley del Himno Vasco, de la que me tocó ser ponente y les di todo el material que se utilizó en aquella ocasión. También muchísimos Diario de Sesiones del primer Parlamento Vasco hasta 1986.

Esta semana he entregado estas cajas archivadoras. De la foto. Hay en ellas documentación de Landaburu, Lasarte, Izaurieta, Irazusta y varios más así como material diverso que quizás al día de hoy es un papel más pero el tiempo dirá si es una pieza de un rompecabezas que puede ser interesante. Entre otros documentos, comunicados del EBB redactados de la mano de Arzalluz delos primeros años. Por ejemplo esta semana he entregado el original del libro La causa del Pueblo Vasco de Javier de Landaburu con sus añadidos y anotaciones. Lo rescaté de Paris ya que al cerrarse la Delegación todo aquel valiosísimo material iba a acabar recogido por los servicios de limpieza de Paris.También en este lote he entregado una colección de fotografías del primerAlderdi Eguna en 1977 celebrado en Aralar. Estaba en ese momento en el EBB y aquella cita tenía para nosotros gran importancia y convocamos un concurso de fotos y al encontrarlas, lo mejor es que las tengan en la Fundación. Animo pues a que cualquier libro, fotografía, carta, documento, periódico no vaya a la basura como suele acontecer cuando fallece su dueño sino que se tenga laprevisión de entregarla antes que allí estarán muy bien. Desgraciadamente
nunca hemos tenido nada y de verdad vale la pena. Todo material es valioso. Historia que no cuentas, te lo cuentan otros.