No deja de ser irónico, que España, una de las democracias más atrasadas de Europa (y de gran parte del mundo), teniendo como tiene un auténtico problema con algunos territorios sobre si quieren o no ser España (Euskadi, Galiza  y Catalunya sobre todo…), tenga ahora un gigantesco problema territorial con su vecino de sur, Marruecos…, que por supuesto no tiene nada de democrático.

Si es atrasada España, más lo es Marruecos, si es integrista España con su unidad territorial, muchísimo más lo es Marruecos, es como si la propia España ahora se viese reflejada en alguien como ella pero mucho peor…. España tiene problemas de territorialidad con Euskadi, Galiza y Catalunya (pero siempre tiene algún argumento que «milagrosamente» le da la razón, ¿que los tribunales europeos no se la dan? bueno…, da algunos argumentos vagos, mira para otro lado y ya está…, no cede en su postura…).

También le ocurre con Gibraltar. Marruecos tiene problemas de territorialidad con Sahara (pero siempre tiene algún argumento que «milagrosamente» le da la razón, ¿qué en la ONU no se la dan? bueno…, da algunos argumentos vagos, mira para otro lado y ya está…, no cede nunca en su postura…). Pero el problema para España no termina ahí, porque Marruecos, al no ser nada democrático, muy fundamentalista religioso, muchísimo más inflexible que España a la hora de ceder…, no solamente tiene puesta su vista en el Sahara (¿quién necesita a la ONU, cuando USA te reconoce…?, la misma lógica que tenía Franco…, la de la fuerza…).

Marruecos no reivindica solo el Sahara, sino Ceuta y Melilla, tiene intereses en Baleares y Canarias, una potente emigración legal/ilegal hacia España (ya de la droga, las mafias y el islamismo radical, ni hablamos…, ¡aquí no se va a discutir la entrada de droga de Marruecos a España cómo se discute que dice el «Informe Navajas» sobre la entrada de droga a Euskadi por parte de algunos poderes del estado!, aunque como dice el intelectual de régimen Escohotado…, ¡pero si la droga no es mala…!, pues entonces bien a todo lo que entra desde Marruecos ¿no?), y recuerda Marruecos entre ensoñaciones románticas a Al Andalus (que es mucho más que solo Andalucía…).

Y cuando hablamos de los exabruptos de militares españoles sobre la unidad del estado (de nuevo surge la fuerza, aunque el ejército español sea muy flojo, pero hasta ahí ya llega…), vemos como Marruecos, a la callada, día a día refuerza su ejército (de nuevo la fuerza y en manos de alguien que está más acostumbrado a que ese, la fuerza…, sea su lenguaje).

Sí…, es una pena que en el mundo la gente y los países no sea dialogantes como lo es en estos momentos Canadá o Dinamarca o Reino Unido, esto nos puede parecer en Catalunya ,Galiza y Euskadi respecto a España…, pero también le puede llegar a parecer en un futuro muy cercano a España respecto a Marruecos. Euskadi ,Galiza y Cataluña deben convivir geográficamente con España, España debe convivir geográficamente con Marruecos (y casi con Argelia, Túnez, el Islam y el resto de África). España como con la economía, «cree» que su defensa depende de Europa (aunque esta depende de USA y USA no es muy de fiar…), pero Marruecos no tiene prisa, juega a largo plazo y lo hace en términos de fuerza, no en otros.

El problema en el fondo son los fundamentalismos religiosos y políticos. El de España ya lo dijo Franco con su guerra por la Unidad y el de Marruecos por el Sahara, Ceuta y Melilla. Con lo fácil que es resolver estos problemas de convivencia si se ajustan las mentalidades a la realidad y se buscan puentes y lazos solidarios tras reconocer al otro. Pues no. España y Marruecos, Una, Grande y Libre (ja, ja).

Sin duda alguna el mundo es un lugar no lo bueno que debiera ser…, ¡pero para todos!, y es por esa manía a abusar de la fuerza e imponerse cuando se puede, ¡qué le vamos a hacer…: Sony