Portugal y España han vivido de espaldas muchos años, de tal manera, que simbólicamente, el término “dorsal” es una referencia a las montañas que separan los dos países. “Tenhan pacencia” es una muletilla usada por los portugueses, a la hora de elaborar acuerdos y pactos. En el ámbito lingüístico, el portugués, que defiende la CRTVG, hace siglos perdió su identidad. Los portugueses consideran que, desde el siglo XX, el gallego de Rosalía “está ferido de morte”(1). Los nacionalistas gallegos le hacen la comba al seguidismo catalán, tanto que el bipartito Touriño-Quintana, propugnó en Galicia una Agencia Tributaria propia. La Xunta, que preside Feijoo, está al día en el repaso de la Historia relacionadas con Portugal, también en el jolgorio lingüístico, van más allá, los aventureros, en pretender integrar nuestra Comunidad en la de los países lusófonos (CPL). La incorporación no se ha podido llevar a cabo, porque solo admiten países soberanos y Galicia carece de ese estatus. El CPL considera la Lengua y la Historia, como armas propias para inventarse una nación y el culturalismo vernáculo, la palanca de la exclusión. Valle Inclán no se prestaría a sumarse a la charanga y Doña Emilia Pardo Bazán no permitiría que su casa quedase a la intemperie. Feijoo, más pragmático, aspira a que las comunicaciones ferroviarias con Portugal tengan otra velocidad y nos acerquemos a Oporto y Lisboa con el ferrocarril ultrarrápido. Esperamos que el aeropuerto portuense no afecte a Lavacolla; la estación aérea de Oporto ofrece mejor prestación y más variedad de rutas internacionales.

OTROSIDIGO

(¡) Traemos a colación la carta que, en esa época, Rosalía de Castro escribió a su marido manuel Murguia: “Querido Manolo. Te he escrito ayer, pero vuelvo hacerlo hoy deprsisa, para decirte unicamente, que me extraña que insistas todavía en que escriba un nuevo tomo de versos en dialecto gallego. No siendo que, por lo apurado de las circunstancias, me obligaran imperiosamente a ello, dado que el director aceptase mis condiciones le dije, ni por tres mil, ni por seis, ni por nueve mil reales, volveré a escribir nada en nuestro dialecto (sic). Tres años después publicó “En las orillas del Sar” (1884), versos en castellano

ANÉCDOTA

El gobierno de Zapatero fue precursor del lenguaje inclusivo. La pionera fue la entonces ministra Bibiana Aido, a quien en una reunión femenina, sobre derechos humanos, le preguntaron. “¿Es corriente decir “seras” humanas? Naturalmente, respondo la ministra. Julio Camba, durante se estancia en Londres, se interesó por las mujeres que niegan en aceptar el yugo masculino, Decía Camba que en sus casas, la cama era reemplazada por el sofá y a bastantes de ellas les parecía una superstición mediterránea.