En este año 2021, aún en medio de la pandemia que atizó al Mundo el pasado 2020, la artesanía se ha revalorizado, y las joyas hechas a mano y tradicionales, han vuelto a ponerse de moda con los grandes diseños de los maestros orfebres

Las joyas hechas a mano destacan por tres grandes rasgos por encima de todo, y son una exclusividad asegurada, producción de calidad y detalles bien cuidados, como podemos comprobar en CiclonJewelry.

La alta bisutería no solo se distingue por su fino diseño y los materiales de primera calidad, sino también por el máximo cuidado de los detalles y el sello personal del maestro orfebre. Por otro lado, también es más fácil controlar el proceso de producción que, a menudo, se presenta a pequeña escala, dedicando a cada pieza un tiempo inestimable desde el punto de vista emocional y, especialmente, desde el económico. Porque el joyero, cuando concibe y plasma su obra, conecta con ella, generando un vínculo perdurable en el tiempo. Quien adquiere una joya artesanal, hecha a mano, adquiere una pequeña parte de su creador.

Precisamente la capacidad de crear las piezas al antojo del maestro, permite también confeccionarlas según los deseos del cliente. Porque la elaboración artesanal no exige tener que modificar costosos moldes industriales, ya que el autor puede imprimir las modificaciones al tiempo que confecciona la pieza, pudiendo aplicar cambios, mejoras o corrigiendo errores sobre la marcha. Una excelente oportunidad para el cliente, quien encuentra en ello la ocasión de hacer realidad esas piezas únicas.

¿Por qué comprar joyas hechas a mano? 

El hecho de poseer una de estas piezas supone un valor añadido, ya que permitirá disfrutar de una pieza personalizada. No existirá una igual. Quizá similar, pero nunca la misma. Si no estás segura de por qué hacerte con una joya hecha a mano, te dejamos una lista con algunas razones. 

Posibilidades infinitas 

Deja volar tu imaginación. Las posibilidades que ofrece comprar joyas hechas a mano las convierte en una recomendada opción a la hora de realizar un regalo diferente. Las joyas hechas artesanalmente suelen admirarse porque no suele haber otra igual. Además, se puede adaptar a los gustos de cada uno y, en general, no suelen ser costosas de mantener en perfecto estado.

Adaptabilidad 

Se recomienda una joya de este estilo ya que se puede adecuar a unas exigencias determinadas. Si tenemos un evento especial y ya tenemos el vestido y nos faltan los accesorios, una joya artesanal nos permitirá adaptarla al escote así como la complexión de la portadora, la forma de la cara, color de pelo, etc. Por ello, podemos encontrar la joya perfecta para cualquier ocasión.

Piezas únicas 

La principal razón para adquirir joyas artesanales es que son personalizadas y se confeccionan como piezas únicas. Es posible que el joyero repita el patrón en otra ocasión, pero no producirá dos iguales. Por ello, si adquieren estas joyas nunca encontrarás otra igual, algo que molesta bastante sobre todo en eventos especiales.

Joyas asequibles 

Depende del material que se utilice tendrá un precio u otro, pero este tipo de joyería no es especialmente caro. Pagaremos por calidad, exclusividad y por un trabajo artesanal muy diferente al que se produce en serie en las marcas o diseñadores famosos.