Las cámaras de vigilancia que todos conocemos desde hace décadas más que sistemas de vigilancia parecen armas antiaéreas que intimidan a los usuarios, sobre todo cuando se instalan en negocios. Por suerte, con el pasar del tiempo se optó más por diseños elegantes, de fácil instalación y muchas veces casi invisible. Es así como tenemos la oportunidad de comprar un video portero Wifi. Veamos por qué esta es tu mejor opción para proteger tus pertenencias y a tus seres queridos.

También conocidos como videoporteros inalámbricos, estas herramientas son sistemas que proporcionan alta seguridad. Lo bueno es que tiene un manejo sencillo, además de ser asequibles. Por lo tanto, es muy fácil mantenernos seguros y controlar todo lo que ocurre en la puerta, desde el móvil lo que supone una gran ventaja para ti.

¿Qué son los videoporteros inalámbricos?

Estos son sistemas de intercomunicación utilizados para hacer llamadas. De manera que el visitante que se encuentra en la entrada del hogar puede interactuar con quien se encuentra dentro. Pero hay que tener en cuenta que esta comunicación solo es posible si el dueño de casa así. De manera que esto nos garantiza mayor seguridad para el hogar, y por supuesto, comodidad.

Para que funcionen, estos aparatos deben conectarse a la red doméstica. Claro está, para mayor comodidad, lo mejor es que dicha conexión sea a través de Wifi, así no habrá cables que estorben el camino o destruyan el diseño de tu decoración. Una ventaja es que este sistema permite que, con un detector de movimiento, la cámara comienza a grabar lo que ocurre en el exterior.

Ahora bien, a diferencia de los sistemas anticuados que emiten videos en blanco y negro, los videoporteros actuales nos ofrecen un video digital con alta definición, y totalmente a color. Vale mencionar que muchas de estas cámaras tienen tecnología de visión nocturna, además de capturar imágenes claras aun cuando no haya buena iluminación.

Diferencias entre un video portero IP y uno de Wifi

Por supuesto, hay una gran diferencia entre las cámaras antiguas y las que tenemos disponibles en la actualidad. Y estas discrepancias van más allá de la calidad de la imagen y el formato de grabación. Por ejemplo, muchos de estos sistemas inalámbricos integran aplicaciones diseñadas para usar con dispositivos Apple y Android. De manera que estos envían una alerta a tu móvil cuando ocurre movimiento alrededor del sistema.

Muchos de los videoporteros cuentan con parlantes y micrófonos incorporados. Por lo que se permite la comunicación bidireccional entre la persona que se encuentra dentro y la que está afuera de la casa.

Otra diferencia de los sistemas de vigilancia actual es que envían una notificación instantánea. Gracias a estos aparatos podemos comunicarnos rápidamente con la policía cuando se nos ha avisado que está ocurriendo afuera de nuestra casa. De esa forma, evitamos intrusiones o visitas indeseadas.

Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es que los videos son de alta definición. Por lo tanto, podemos recibir detalles valiosos como la cara de la persona que se encuentra afuera, incluso si está a lo lejos de la cámara o incluso saber el número de matrícula de un vehículo. Lo más loco es que puedes identificar rasgos como una marca o un tatuaje.

Todas estas características que hemos mencionado están incluidas en el sistema de videoporteros Wifi. Pero la diferencia más marcada es el tipo de conexión. Cuando son sistemas IP el mecanismo funciona con cableado, mientras que el Wifi deja libre todo el camino y garantiza una buena estética de tu decoración.

¿Cuál es el video portero perfecto?

Lo cierto es que no hay un aparato especial o perfecto; todo dependerá de tus necesidades. Todos los video porteros tienen un panel exterior que se instalará en la puerta y que por lo general tiene micrófono, cámara, altavoz y, por supuesto, el botón de comando para hacer la llamada.

Por su parte, en el interior tendrás un panel que te permite ver al visitante, hablar con ellos y tiene un comando para permitir el acceso al inmueble. Por eso, verás que tienen una pantalla, un micrófono, un auricular y los botones de comandos.

Ahora bien, lo que si tienes que tener en cuenta es que este sea digital. Esto quiere decir que cuente con todas las características que te hemos mencionado para tener mejor calidad de video y audio. Además, que tiene que funcionar con el menor ancho de banda posible para facilidad su almacenamiento de información.