Me llamó Mireia Zárate, presidenta de la Fundación Sabino Arana diciéndome  que estaban organizando un ciclo sobre la resistencia al fascismo y que una de las personas elegidas para hablar sobre ellas era Joseba Rezola jefe de la Resistencia vasca y como yo le había conocido me preguntó si estaba dispuesto a glosar su figura en el 50 aniversario de su fallecimiento.

Le dije inmediatamente que sí. Rezola fue una persona fundamental en tiempos de la república, la guerra como secretario de Defensa y brazo derecho del Lehendakari Agirre. Un luchador condenado a muerte, huido rocambolescamente en la estación de Donosti, promotor de las radios clandestinas Radio Euzkadi, representante  en la Democracia Cristiana, secretario general del EAJ-PNV y una persona afable, positiva, con gran capacidad de organización y entrega, un hombre de suma que perdió a su hija con dos meses y que nunca bajó la guardia.

Medía casi 1:90, sonrisa abierta y cordialidad extrema. Era natural de Ordizia. Con Lasarte, Leizaola y Lizaso forma parte de un cuarteto gipuzkoano del que muy poco se habla, habiendo sido su trabajo fundamental siendo esta ausencia de mención y estudio todo un vacío histórico a rellenar. De ahí la importancia que para la Fundación ha tenido la figura de Rezola habiéndose  editado  una biografía que  sobre él escribió Eduardo Jauregi.

He preparado un power point con fotografías que he logrado recopilar  tratando de que en una hora quede la impresión de una personalidad fundamental, desgraciadamente poco conocida, habiendo sido el Jefe de la Resistencia Vasca y Vicepresidente del Gobierno Vasco en el exilio, tras el fallecimiento de Javier de Landaburu en 1963.

Ya sé que es arar en el mar  interesar a la  gente joven sobre estos gigantes del pasado, pero vale la pena que por lo menos alguien coja el testigo, de lo contrario serán otros los que contarán la historia mientras otros se frotan las manos ya que no tienen en su elenco y martirologio figuras de la fuerza y prestigio de Rezola.

Arrandiaga, de Onda Vasca, me preguntó sobre su biografía con cuestiones  muy precisas. En Radio Euzkadi al parecer no les interesa mucho conocer la biografía de una persona que promovió nada menos que dos radios Euzkadi, cuando aquello era riesgo, rascarse el bolsillo, aguantar la interferencia de la dictadura. Espero que cuando la actual Radio Euzkadi cumpla cuarenta años en breve no digan que la radio cumple 40 años, como su ignorancia les dicta. Serán los cuarenta años de la tercera Radio Euzkadi, si creemos que la lucha de estos pioneros valió la pena.

Sé que Aldekoa y Bengoetxea, que están tan ocupados, no asistirán a la conferencia, sin embargo estoy dispuesto a contársela directamente porque creo les interesa conocer lo que hicieron sus mayores. Sería bueno que además de preocuparse de lo que cada uno vive en su  burbuja   se preocupen de estas cosas teniendo un respeto mínimo por la historia y por diamantes como Rezola que dedicaron toda su vida a la causa de la libertad para que tuviéramos una sociedad mejor y sobre todo democrática y con valores.

Está bien el futuro pero sin olvidar la entrega de la gente  que nos ha precedido porque nos va a ocurrir lo  que decía Dulce Chacón. ”Somos hijos del silencio de nuestros padres y responsables de la ignorancia de nuestros hijos”. En el caso de Radio Euskadi, sobre temas de identidad, con especial responsabilidad.