En Madrid, en los años ochenta, hubo una tribuna singular que reunía a políticos de todos los partidos, empresarios, personalidades varias. La dirigía una Sra. peruana llamada Mona Jiménez y  el tal convite creaba mucha opinión.

Se trataba de una reunión con  comida barata. Un plato de lentejas y un pastel con un vaso de vino. Lo importante no era la comida sino la reunión. A nosotros nos solían invitar. Eran los tiempos duros de ETA y ese era uno de los debates recurrentes.

En una oportunidad la discusión tuvo como motivo el mundo del fútbol. Allí estaba Ramón Mendoza, presidente del Real Madrid, que dirigiéndose a mí me dijo categórico.

«Mire usted Anasagasti. No se equivoquen. El fútbol no es un deporte sino fundamentalmente un espectáculo y un negocio» Habíamos hablado de la filosofía del Athletic. Lo decía el presidente del Real Madrid. El fútbol no es un deporte sino un negocio y un espectáculo, un binomio de hierrro.

Con la propuesta de esta superliga  a 15, entre  los equipos ricos, ganadores y dadores de espectáculo, despreciando el componente  popular y deportivo que tiene el fútbol me he acordado de Ramón Mendoza y su categórico juicio en aquellas lentejas.

Money is money.

Sony por su parte nos comentaba.

Mientras no paran de negarnos una selección internacional de fútbol vasca… (bueno, de fútbol y de otras cosas…), los que enarbolan la bandera del nacionalismo/patriotismo español, no gastan ni dos segundos en «cargarse» la liga española de fútbol o de apuñalarla por la espalda aunque así se devalúe…, creando una «SUPERLIGA» continental…, con tal de conseguir más dinero… (Real Madrid, Atlético de Madrid, también está el Barsa…, así este ya puede jugar en la SUPERLIGA sin necesidad de la liga española y si le obligan a jugar en otra, siempre puede ir a la francesa, británica u otras…, si no quieren al equipo en la española…).

Lo que llama la atención de esta SUPERLIGA continental…, es que al parecer «siempre va a haber unos fijos» (unos 15), pues ¿qué merito tiene para esos equipos?, mientras que va a haber otros 5 que suban y bajen (estos son los únicos que tendrían mérito), lo lógico es que tanto la permanencia cómo el subir y bajar esté regulado como en el caso de primera y segunda con todos los equipos de Europa…. Por lo demás, ¿si tenemos una liga vasca, subiríamos directamente?. Este proyecto es complicado, pero por la pasta que mueve, no me cabe la menor duda de que antes o después (y no dentro de mucho), se hará (o algo similar).

Conclusión: Florentino Pérez, Ramón Mendoza, Real Madrid y el Rico McPato, siguen opinando lo mismo.  El fútbol es un negocio.