Uno de los cambios más importantes derivados de la pandemia ha sido que muchas familias han decidido que sus personas mayores y dependientes dejen de residir en centros especializados para volver a sus propias casas.

Esto ha supuesto, en algunos casos, la necesidad de adaptar las viviendas a la nueva situación.

Hasta hace unos años, el gran problema de los hogares de estas personas era que no había una forma económica y fácil de hacer que los dependientes pudieran cambiar de planta, y, quienes podían permitírselo, se veían obligados a instalar ascensores o adaptar un espacio en la planta baja a modo de dormitorio improvisado.

Por suerte, la tecnología ha hecho que esta situación ha dado un giro de 360º y hoy se dispongan de soluciones ingeniosas y económicas para que las barreras arquitectónicas no sean un problema. Hablamos de las sillas salva escaleras.

¿Qué son las sillas salva escaleras?

Son unas sillas mecanizadas que se colocan en las escaleras con la finalidad de facilitar la subida o bajada a personas con impedimentos físicos. El montaje de sillas salva escaleras se hace acoplándolas a un riel, por lo que, no obstaculizan las escaleras y son muy seguras en todo momento.

Estos aparatos son muy útiles en hogares con adultos mayores o personas discapacitadas porque les permite bajar y subir las escaleras por sí mismos, ayudando a mejorar la accesibilidad de la vivienda.

Tipos de sillas salva escaleras

Existen dos tipos de sillas salva escaleras que son las más comunes y se diferencian según el tipo de escalera donde se colocaran.

Las sillas salva escaleras para tramos rectos son las más comunes porque están diseñadas para escaleras sencillas y sin curvas. La silla es bastante práctica, segura y ergonómica para garantizar el traslado recto de la persona.

Por otra parte, las diseñadas para escaleras con curvas están específicamente pensadas para que la silla gire sobre su propio eje en el trayecto y así, puedan movilizarse las personas en escaleras con tramos curvos.

Beneficios que aportan las sillas salva escaleras

  • Facilita la movilidad de adultos mayores y discapacitados. Estas sillas permiten que las personas mayores y los discapacitados motores puedan bajar o subir escaleras sin ningún riesgo a caerse o lastimarse.
  • Son muy prácticas. Buscan simplificar y mejorar la vida de las personas, así que son tan prácticas y cómodas de utilizar como es posible.
  • Se adaptan a distintas escaleras. Es una gran ventaja que las sillas puedan adaptarse a escaleras curvas o rectas porque aumentan las posibilidades de movilidad.
  • Sencillas de manejar. Con los botones de control, cualquier persona puede usar la silla salva escalera sin ninguna dificultad.
  • No ocupan mucho espacio. Las sillas son plegables y, por ende, no ocupan tanto espacio como se cree. Incluso instalando todo el sistema de riel, el espacio ocupado es reducido.
  • Segura y ergonómica. La seguridad es primordial en este tipo de dispositivos para prevenir accidentes. Las sillas cumplen con todos los requerimientos para evitarlos.
  • Pueden instalarse en cualquier lugar. Las sillas salva escaleras no solo son útiles para el hogar, sino que pueden ser incorporadas en oficinas y otros espacios para favorecer la movilidad de quienes más lo necesiten.

¿Cuánto cuesta una silla salva escalera?

Aunque se pueda pensar que las sillas salva escaleras son una solución costosa para cualquier persona, la realidad es que existen muchas opciones accesibles que pueden ajustarse a cualquier presupuesto y a las necesidades de cada familia.

Generalmente, los precios de las sillas salva escaleras son personalizados y varían según muchos factores. Lo más recomendable es solicitar un presupuesto previo en un fabricante de garantías, como por ejemplo Simotec, que es una empresa con mucha experiencia y líder del mercado. De esta forma pagarás exactamente lo que necesitas, sin funciones extra que no se usarán y que solo encarecerán el producto.