Como deportivista necesito relajarme y ver el partido que hoy juega el RC Deportivo contra el Numancia, acorde con la categoría de los jugadores de la plantilla del RC Deportivo de La Coruña, quiero ver goles que nos den los tres puntos en litigio. Con uno me conformo, uno más que el Numancia.

Presumimos los deportivistas, que cuando la situación es preocupante, ayer ganó el Racing Club de Ferrol, y hay necesidad de ganar si o si, los hijos de Hércules se transforman y salen a jugar como saben. Doy fe que saben jugar muy bien, para eso cobran un pastón y tienen inteligencia futbolística dabondo para solventar el partido contra el Numancia..

No me empacharé de palabras diamantinas para ensalzar virtudes de jugadores, que solo aparecen en ocasiones, dándoles Diego Villares una lección de compromiso y responsabilidad profesional sobre el terreno de juego, ni me embriagare con seis copas si ganamos, escribo bien, ganamos al Numancia. Si, hoy todos somos Deportivo y vamos a desdramatizar que enfrente está el Numancia.

El partido lo veré en casa, relajado, con la bufanda y camiseta del Depor, santo y seña del deportivismo, donde colores y escudo se amalgaman en el alma de quienes hoy solo deseamos la victoria. Por cierto, no me importa que el partido sea un tostón, he comprado varios paquetes de pipas para no aburrirme, solo quiero ganar y ganar.

Voy a sacar dramatismo al partido contra el Numancia, no es dramático el partido, son quienes lo dramatizan. Los dos equipos se juegan a cara o cruz para seguir en Segunda División B, o sea, en la milonga de la RFEF, Primera Pro, o descender a la cuarta categoría. Por esa razón, al partido de hoy lo yugulo de dramatismo.

No es momento de lanzar piedras al equipo de Abanca, sobre la realidad del Deportivo, que juega hoy un partido importante, sin dramatismo, para no descender, o afianzarse en Segunda B. Quiero ser optimista, necesito ser optimista porque soy deportivista hasta la muerte, por esa razón, he despertado como el día, radiante de sol y alegría desbordante. El partido lo vamos a ganar, como dice nuestro himno.

Creo en la dignidad deportiva de los jugadores y será esto lo que les hará lucir sus habilidades ante mil deportivistas en Riazor, apretarlos bien en el escroto y como decía aquel sabio aficionado, para ganar hay que sudar la camiseta, comerse la hierba del Estadio y utilizar la inteligencia deportiva, que se supone, como el valor en la milicia, adorna a los jugadores del RC Deportivo y el partido se ganará aunque sea por dignidad profesional.

Forza Dépor!!!!