Ni adrede: Urdangarin en el trullo, el corrupto padre fugado en Abu Dhabi, el culebrón de las vacu-hermanas y las constantes «genialidades» de Froi «El binguero» y Vickfé, la del cerdo vietnamita adornado con cintas rojigualdas… la que monta a Dibelunga (como amazona, eh!!!)… A Su Serenísima le están puteando desde dentro. Seguro que «Con Zeta» Ortíz estará cansada de decírselo pero, como quién oye llover. Se ha resignado… Han salido al abuelo, así que no hay remedio.

Y para un día que no le silban por ahí, desayuna sabiendo que sus sobri-yoguis han viajado hasta Marbella en pleno cierre perimetral para pasar las vacaciones de Semana Santa. Así… Porque yo lo valgo. Total… «si nos paran, de la misma se nos cuadran» y, «si nos pillan que nos multen si se atreven«.

Es esa la educación que han inculcado a este par de pijos impresentables, irresponsables, y consentidos ¿Les va a multar alguien? Posiblemente no y, si les multan, ¿Quién va a pagar la multa? Se lo imaginan, ¿No?

Exacto: Entre otras y otros, Usted y yo.

El caso es que fueron vistos por las zonas de ocio de la ciudad, un lugar habitual donde veranea la familia. Froilán se ha dejado ver por un restaurante llamado Los Mellizos y Victoria Federica en un bar de copas llamado Tonteo (le pega).

De Madrid pueden salir, eso nadie lo discute, pero Andalucía lleva varias semanas en cierre perimetral y no están permitidos los desplazamientos desde fuera de la Comunidad salvo fuerza mayor. Y Marbella es Andalucía. Y cenar en Los Mellizos o tomar un trago en Tonteo no es ninguna fuerza mayor. Lo alucinante de todo esto es que van acompañados de funcionarios policiales que presencian estas infracciones en primera persona y su obligación sería impedirlas. Al no hacerlo, sencillamente, prevarican. Curioso.

Así que lo dicho: Quizá, debido al hartazgo social, hasta les podrían multar pero como si les compran un helado Frigo Dedo. Salvo que Vickyfé apueste y gane a tres carreras por Dibelunga y Froi «cante» dos bingos y tres líneas, la sanción la pagarían los súbditos «Marca España» de su tío.

Y si hay suerte en el hipódromo y en el bingo, también.