Curriculum deportivo

https://esparis.es/

Las matemáticas lo explican casi todo, 10 son más que 5. Hasta ahí llegamos. Sin embargo, en publicidad se habla de que menos es más ¿Filosofía?  Lo que está claro es la imposibilidad de construir cifras sin conocer los números

Los datos hablan por sí solos y son demoledores:  desde Fran y José Ramón, que no se formaron en la cantera, solo resiste Alex Bergantiños. A partir de la salida de José Manuel Corral, la cantera ha ido languideciendo hasta la irrelevancia actual.

Una vez más, Incapaces de construir un equipo para competir en tercera división (esta tercera división). El éxito lo entienden por clasificarse, en una categoría base, por encima del eterno rival. ¡Penoso y ridículo!

Los responsables de la “productividad” en Abegondo son los creadores de un método tan “novedoso” que ni ellos entienden.  Inventores de un sucedáneo del fútbol en el que nadie cree, que a pesar de que no les funciona prefieren morir con sus ideas abrazados a las armas de destrucción masiva (método) con tanto esmero diseñadas.

Radiografía de un día cualquiera en el Mundo del fútbol de Abegondo: Líneas de pase, pasillos interiores, perfiles, superioridades, presión tras perdida, transiciones, oscurecer la zona, tercer hombre, pases de seguridad, segundas jugadas, orientación, activarse…y 200 cosas más que interfieren en la formación de los jóvenes aspirantes a futbolistas.

Terminología por delante del futbol real limitando la creatividad  y el aprendizaje natural del ensayo/error. Instrucción, instrucción y más instrucción con un extenso contenido inconexo y erróneo para llegar a ninguna parte. Atrás quedan la educación, el aprendizaje y la enseñanza (por este orden). Los pilares sobre los que cualquier escuela debe sustentarse.

El resultado se traduce en Jugadores cómodos, blandos y caprichosos. faltos de motor y de conocimientos; sin armas para competir. Jugadores hechos al dictado de entrenadores voluntariosos sin experiencia para formar y facilidad para confundir.  En el mejor de los casos, dentro de la cantidad, emergen Jugadores de fútbol, no futbolistas; una sutil diferencia que al parecer desconocen.

El Mundo del futbol del Deportivo (Abegondo) pareciera mal ubicado desde su fundación, espacio y temporal.  Lastrado en exceso de funcionarios del fútbol. Esa gente gris y a la vez tóxica que destila apatía y frustración en contraste con la fuerza y colorido del escudo que les ampara. Esos que no dudan en empujar hasta la puerta de salida a todo aquel que ni piensa ni actúa como ellos. Los mismos que oscurecen el buen hacer y compromiso del resto de la estructura del futbol formativo.

Recientemente han subido al primer equipo dos jugadores del Fabril: Villares y Rayco (24 añitos cada uno). Antes lo habían hecho Borja Galán y Mujaid. Ninguno formado en la base, suben los que se forman lejos de esa máquina de succionar talento. Entre bambalinas, para justificar que hay cantera, han llegado otros dos. Estos si “formados” en la cantera, pero no juegan, no dan el nivel. Ni les enseñaron ni les formaron para  competir. Sus responsables (tanto de la cantera como del primer equipo), por enésima vez en entredicho, siguen haciendo gala de su incompetencia para el fútbol profesional que, como cualquier otro deporte, es pura competición.

Sin embargo, resisten a todos y cada uno de los distintos avatares que sacuden a la entidad. Da igual si el nuevo presidente o consejo de administración resulta de una u otra tendencia, ellos siguen ahí, impertérritos, anclados a las sillas de formica que lo soportan todo.

Cada año pueden pasar por esa “fábrica de sueños” unos 400 niños y posiblemente un par de esos, que ya poseían el talento y las condiciones predestinadas al éxito, lleguen a despuntar. ¿Qué ocurre con los 398 restantes? ¿Cuantos jugadores del Fabril proceden verdaderamente de la cantera? ¿Cuantos han pasado por infantiles, cadetes y juveniles?

Envueltos en una teoría tan burda como arcaica; la de debilitar su entorno competitivo seleccionando/ reuniendo, bajo el amparo de la gran institución que les mantiene, un buen número de niños “que apuntan maneras” y, una vez en Abegondo, les observan, clasifican, descubren sus deficiencias y los descartan para volver al próximo año con la misma fórmula: selecciono, incorporo, observo, señalo culpables y descarto.

Se está llevando a cabo el proceso inverso a la lógica; el del autoengaño, propio de los que se quieren mucho a sí mismos y les importa un carajo lo demás.

El primer paso debería ser una buena selección, antes de incorporar, sabiendo de antemano las cualidades estrella y los aspectos a mejorar de cada uno (observar antes, seleccionar después) y, en base a eso incorporar y formar. Menos cantidad y más calidad.

No debemos olvidar que la enseñanza es algo muy complejo, no basta con una titulación más o menos brillante. Se necesita, entre otras muchas cosas, vocación, conocimiento y experiencia que compartida con la ilusión y formación de los nuevos técnicos debería resultar la combinación perfecta.

Causa cierta extrañeza, que la nueva propiedad del R.C. Deportivo permita que los culpables de esta situación (cantera y primer equipo) disfruten del privilegio de seguir paseándose por las instalaciones en lugar de mantener una orden de alejamiento colectiva y selectiva.

Bien harían en desprenderse de los bonos basura antes que el invento se lo conviertan en tierra yerma.

A primera vista no parece que esto vaya a cambiar sustancialmente, al menos de momento. Me consta, que los que ahora llevan el timón se muestran reticentes a escuchar opiniones o sugerencias de técnicos con experiencia y condición deportivista, con la seguridad de que podrían aportar valor a un proyecto deportivo serio y riguroso.

Lo más probable es que los culpables ya les hayan convencido de que “el fútbol es así”, que “dos y dos no son cuatro” y toda clase de monsergas y tópicos del fútbol, que si dominan y utilizan a la perfección.

Por mi parte y dentro de mis posibilidades, seguiré luchando para que el R.C. Deportivo, que forma parte de mi vida desde niño, deje de ser un trastero que lo admite casi todo.

[useful_banner_manager banners=117 count=1]