Este escrito de *El caminante digital* ha circulado en las redes. Mi amigo Andrés Reyes Polanco, destacado profesor de Estadística, lo avala, pese a que los supuestos no se basan en investigación de campo. Explica como se puede vivir con dos dólares al mes y explica a los que ven atisbos de economía como esta solo sirve a los servidores del régimen, por otra parte lo normal en los regímenes comunistas donde los dirigentes tenían sus dachas y el pueblo soberano vivía justito.

En mi opinión, tiene lógica y es una explicación aproximada a la dualidad opulencia-miseria que hoy vive Venezuela:

«Hoy en día en Venezuela, viven unos 25 millones de almas, pues ya más de 7 millones se han marchado ya del país, buscando prosperar en otras tierras.

El resto vive en condiciones críticas e hipercríticas, sufriendo de hambre y enfermedad.

Pero entonces entre aquellos que caminan las calles surge la pregunta capciosa ¿Pero si todo está tan mal, por qué los restaurantes están llenos? ¿Por qué hay tantos carros lujosos rodando por las calles?? ¿Estamos tan mal? Y la respuesta a esta pregunta es Si ESTAMOS MUY MAL! Y te explicó porque:

En nuestro país hay personas que son «Gobierno» y están en la primera línea de consumo de recursos (Enchufados de primer nivel) estos toman gran cantidad de dinero del estado y lo usan para ellos indiscriminadamente, yo considero que a nivel nacional deben ser unas 5.000 personas en ese nivel.

Luego tenemos aquellos que trabajan para ellos, (Enchufados de segundo nivel) que se encargan de manejar las empresas y negocios de los primeros, les proporcionan seguridad, salud, educación, mantienen sus infraestructuras, etc. Estos obtienen gran cantidad de capital por sus servicios, y deben ser unas 100.000 personas a nivel nacional. Y por últimos están los que trabajan para los segundos (Enchufados de tercer nivel) que cobran muchísimo menos que estos, pero si muchísimo más que el ciudadano de a pie, yo pienso que entre los 500$ a 1500$ dólares al mes, que en Venezuela no son cifras malas, estos serán entre 500 a 700 mil personas aproximadamente. 

Por últimos están los pocos comerciantes libres que quedan y las personas que reciben dinero de familiares del extranjero, cuyos ingresos reales varían entre los 300$ y 100$ al mes, y son aproximadamente unos 4 millones de personas. 

Ahora bien, si hacemos la sumatoria esto daría: 4.850.000 venezolanos que pueden comer en un restaurante, y casi 105.000 que pueden adquirir un vehículo de lujo. Pero quedan 19 millones que están con desnutrición, en estado crítico de salud y sufriendo penurias todos los días… SON 19 MILLONES!!!. Más del 80% de la población del país, se nos muere. 

Cuando veas un restaurante de lujo que cuando mucho tendrá la capacidad de atender a 400 personas, y lo veas lleno, recuerda que hay más de 200.000 personas que pueden pagar estar allí, pero que 19.000.000 no pueden ni llegar a la puerta, de hecho no pueden ni comerse la hamburguesa callejera más barata, ni una arepa viuda… Nada!

Pero ¿Cuántos restaurantes hay? Son pocos y pueden llenarse con los enchufados al gobierno.

Así que cuando veas esos restaurantes llenos o esos vehículos de lujo, no pienses en recuperación económica ni prosperidad nacional alguna, piensa en el gran desfalco que le hacen a diario a Venezuela.

Cuando veas al Metro de Guatire funcionando con un tren cada 15 minutos, cuando viajes en tren por toda Venezuela, cuando haya un buen hospital surtido en cada municipio, cuando los alimentos sean de acceso para Todos! Allí vas a ver prosperidad.

Dios bendiga a Venezuela con su amor infinito, y le dé la oportunidad a los venezolanos de vivir dignamente, no con lujos, pero si con bienestar y calidad de vida. Amén».