La pandemia de Covid-19 ha provocado un aumento global de la demanda de conocimientos de inglés de negocios. Ahora que las empresas trabajan a distancia, la necesidad de una comunicación clara y eficaz es más importante que nunca. En consecuencia, las oportunidades de trabajo para profesores cualificados de inglés empresarial también aumentan.

El inglés es el idioma más hablado de la historia de la humanidad y lo hablan 1.750 millones de personas en todo el mundo. Se calcula que 565 millones de personas lo utilizan para comunicarse en Internet, por lo que es el idioma más utilizado en la red. Como la lengua compartida permite una comunicación más fácil entre personas de distintos países, el inglés se ha convertido también en la lengua dominante para los negocios.

En qué consiste enseñar inglés de negocios

En primer lugar, tus alumnos serán siempre adultos y, como puedes imaginar, enseñar inglés a los adultos es muy diferente a enseñarlo a los niños. Además, los estudiantes de inglés de negocios tendrán motivaciones diferentes a las de otros cursos de inglés; suelen tener un objetivo específico orientado a la carrera profesional y, además, la empresa para la que trabajan casi seguro que les pagará las clases. En general, es necesario comprender lo que los alumnos quieren conseguir. Esto no sólo te ayudará a elegir qué temas tratar y cómo evaluar el progreso de los estudiantes, sino que también te permitirá gestionar las expectativas de los estudiantes desde el principio.

Cómo convertirse en profesor de inglés de negocios

Los interesados en enseñar inglés de negocios pueden obtener un título oficial para comenzar a desempeñarse como profesor especializado. Un curso TEFL online puede completarse en cuatro o seis semanas y se puede acceder a él desde cualquier parte del mundo. Una vez cualificado, un profesor de TEFL puede enseñar inglés de negocios aunque el mismo no tenga experiencia empresarial. Lo único que se necesita aprender es la terminología empresarial y dónde encontrar los recursos adecuados.

Ciertamente, haber trabajado en el mismo campo que los estudiantes o, en general, haber trabajado en un entorno empresarial, puede ayudar en la enseñanza del inglés de negocios, pero no es esencial, al igual que no es necesario ser médico o enfermero para enseñar inglés sanitario. Hay libros de texto para ayudarte y un sinfín de recursos online para preparar las clases. Los temas que se tratan en una clase de inglés de negocios incluyen cómo asistir a reuniones, escribir correos electrónicos, hablar por teléfono, tratar con clientes, realizar entrevistas y hacer presentaciones. Pero eso no es todo: si se trata de un grupo de estudiantes que trabajan en la industria tecnológica, por ejemplo, puede atraerlos con artículos de actualidad de la sección de tecnología del Wall Street Journal o de fuentes como Wired o CNET.

Enseñar inglés de negocios online

Hay muchas empresas en las que se puede enseñar inglés online. Por ejemplo, Preply es una plataforma con estudiantes de inglés de negocios de todo el mundo. Si te inscribes en la plataforma, puedes enseñar inglés para exámenes específicos (como el TOEFL o el IELTS), dar clases de inglés de negocios y muchos otros cursos especializados.

En general, hay relativamente pocos requisitos de conocimientos técnicos o especializados a la hora de aventurarse a enseñar inglés de negocios. Son las soft skills y el estilo de los contenidos los que tendrán un impacto mucho mayor en la experiencia de aprendizaje de sus alumnos.