La ducha es uno de los lugares más placenteros dentro del hogar, por eso es importante sentirse cómodo en ese espacio. Una bella mampara representa un elemento decorativo y funcional que todo baño debe tener, hará de este un lugar más acogedor.

Las mamparas de baño no solo deben ser hermosas sino también de buena calidad, por eso el tipo de cristal con el que están fabricadas y sus características, son de mucha importancia para hacer una buena elección.

En general los materiales de fabricación son cristal y acrílico, ambos igual de funcionales. La elección dependerá de la decoración que quieras para tu baño y del presupuesto que tengas disponible. Las mamparas en acrílico son más económicas.

Mamparas de baño en acrílico

Las mamparas de baño fabricadas en acrílico, son de una especie de plástico translúcido más ligero que el cristal, por eso son más fáciles de trasladar e instalar. Su limpieza puede resultar más complicada ya que las gotas de agua se quedan marcadas y su superficie es más susceptible a las rayas, pero son muy resistentes al uso diario.

El acrílico es un material con una calidad inferior al del cristal, pero no corre el riesgo de romperse por algún golpe. Si tienes un presupuesto ajustado tendrás que poner en una balanza el precio y la calidad. Recuerda que ambos materiales presentan ventajas y desventajas, todo dependerá de tus necesidades y gustos.

Mamparas de baño en Cristal

Estas son fabricadas a través de un proceso industrial que las hace muy resistentes. Su espesor puede variar entre 4mm y 10mm. Mientras el grosor sea mayor, más pesada será tu mampara, considera esto antes de realizar la instalación, recuerda que el tipo de estructura que tengas en tu baño será relevante para soportar el peso.

Los tipos de cristal que se usan para su fabricación son muy variados, entre ellos podemos encontrar: cristal templado, cristal laminado, cristal serigrafiado, cristal arenado, cristal de impresión digital y cristal de color. Aquí te explicaremos brevemente las características que presentan cada uno de ellos.

Cristal templado. Este tipo de cristal de seguridad, va sujetado con herrajes y tiene un espesor entre 6mm y 8mm. Las mamparas de baño fabricadas con cristal templado pueden ser transparentes o translúcidas, lacadas o serigrafiadas según tu gusto.

Cristal laminado. El grosor de este tipo de vidrio es generalmente de 4mm, siendo un material bastante seguro, evitando accidentes en caso de romperse.

Cristal serigrafiado. Son cristales decorados con una gran variedad de diseños, para ello se usa un vinilo adhesivo bastante duradero.

Cristal arenado. Este cristal se decora con arena a presión, agregando hermosos diseños y dibujos en la parte exterior de tu mampara.

Cristal de impresión digital. Este cristal tiene diseños elaborados de forma personalizada, a través de la impresión de tu preferencia, puede ser una imagen o una foto.

Cristal de color. Son cristales que han pasado por un tratamiento de color y que otorgan a tu mampara un acabado diferente. Por lo general puedes encontrar tonos como: verde, azul, gris, bronce, mate, entre otros.