Según ha podido saber 21noticias, diferentes dirigentes de federaciones deportivas gallegas, en contacto permanente con personas de relevancia de la Xunta de Galicia y del Deporte Gallego, mantuvieron llamadas telefónicas y un primer sondeo para propiciar la salida de Rafael Louzán de la UFEDEGA, dada la situación extrema en la que se encuentra, tras ser condenado a dos años de cárcel y a ocho años de inhabilitación para cargo público.

Anteayer fue una tarde noche de WhatsApp después de conocerse la noticia y de llamadas telefónicas entre directivos de federaciones gallegas, algunos enfrentados a la gestión de R. Louzán, valorando lo que puede ser la continuidad en la presidencia de la Unión de Federaciones Deportivas de Galicia.

A R. Louzán le queda el apoyo de muy pocos presidentes, algunos de ellos con poca fuerza y con poca incidencia en la UFEDEGA. Un buen número de presidentes y la propia Xunta, ve la situación con absoluta preocupación, no se recuerda nada así en la historia del deporte español, ni en ninguna federación de las importantes de España, que son las de fútbol por el número de licencias y menos entre los miembros de la Unión de Federaciones de Galicia, que tachan la mayoría de los representantes de inasumible la situación.

La sentencia condenatoria de R. Louzán es de dos años, igual que la de Isabel Pantoja, que por decisión del juez, la tonadillera fue a la cárcel por ser un caso ejemplarizante para la sociedad. ¿Como considerará el juez, si finalmente es condenado, a un expresidente de Diputación, presidente provincial del Partido Popular en Pontevedra, presidente de la RFGF? Los dos últimas políticas relacionados con R. Louzán, Núñez Feijóo les señaló la puerta de salida, a la anterior responsable del deporte gallego y a la Delegada de la Xunta en Pontevedra.

Ante la situación en la que puede verse envuelta la RFGF, pegándose el presidente al sillón y apoyado por los corifeos de turno, el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo y el responsable del deporte gallego, Lete Lasa, tienen que intervenir, al tener la RFGF convenio con la Secretaría Xeral para Deporte y convenio con varias Consellerías para otros fondos, por consiguiente, dinero público. El Consejo Superior de Deportes a través de la RFE, aporta dinero al fútbol gallego, dinero público por supuesto, tendrá mucho que decir en lo ya voy a llamar a partir de ahora «Caso futgalgate«, aunque la sentencia se refiere al orden político, no deportivo, el supuesto dinero invertido era público. El presidente de una Federación,  es como la mujer del César: “……no solo debe ser honrado, sino también parecerlo»

A R. Louzán no lo eligió Dios para presidir la RFGF, fue el fútbol gallego democráticamente, en dos ocasiones, con ayuda de personas influyentes del Partido Popular, la primera vez. Los que critican el trabajo de la JD de la RFGF, ahora tienen la oportunidad de dar la cara y no ser fariseos. Es tiempo de valientes y responsabilidad, no de criticones. Es el momento de higienizar el fútbol gallego y eso solo lo pueden hacer personas de fútbol.
El fútbol gallego necesita mucha autocrítica y valentía para resetearlo. Galicia es tierra de excelentes gestores deportivos, que saben lo que es el deporte porque lo han mamado como deportistas. El cambio se consigue con unidad y no con guerras cainitas de intereses espurios de unos cuantos reinos de Taifas.

La UFEDEGA formada por presidentes con criterio y responsabilidad en sus Federaciones, en vez de elevar consultas a Lete Lasa, como se hacía en tiempos de Franco, que den un paso al frente y decidan lo que van hacer, no deben ser ejecutores de quienes tienen la responsabilidad política del deporte gallego y por nefas o por fax. no dan la cara.

Algunos presidentes de federaciones gallegas valoran el camino a seguir y la mejor decisión a tomar, según lo hablado entre ellos, puede ser la salida de la presidencia de Ufedega de manera pactada, o bien, provocando su renuncia mediante otros mecanismos.

Los susurrones futboleros que en tiempos de pandemia se aburrían criticando todo, aportando nada, después de la «chingada» del intento obligatorio de comienzo de la competición para hacer caja la RFGF y amenazas a quienes no participaban en las obligaciones impuestas por la Federación, y la sentencia condenatoria, que digan abiertamente si quieren que siga R. Louzán en el cargo.

Felicitar a los presidentes de clubes que han antepuesto la salud de sus jugadores a los intereses de caja, ni el caballo del Apóstol ni el de Espartero los tienen más grandes.

La democracia es como la decencia, unos la intenta prostituir y otros trabajan para reforzarla.