La tragedia que está asolando a nuestro país desde primeros del año pasado, sin duda es muy grave, es gravísima, pero lo es mucho más la estupidez humana  que nos infecta día tras día desde los más ancestrales inicios de nuestra historia, a ese grupo de grado superior de estupidez, pertenecen un enorme porcentaje de compatriotas, en  el que incluyo la casi totalidad de los políticos que nos gobiernan, gracias a la ausencia total de criterio de los votantes.

Es muy difícil que los burros tropiecen dos veces en la misma piedra cuando vuelven a pasar por el lugar donde tropezaron, pero los humanos si, y si esos humanos somos españoles muchas más veces, tantas veces como pasemos por el mismo lugar, aunque hayan quitado la piedra, volveremos a caer.

La primavera pasada el Covid19 comenzaba a crecer y crecer,  todas las ansias estaban depositadas, en que deberíamos hacer lo que fuera para salvar el verano, pues bien el verano no se salvó, pero si conseguimos un nº de contagiados y muertos brutal, luego enseguida la máxima preocupación era salvar todos los Santos, y de nuevo los contagios y los muertos crecieron desmesuradamente, pero el empecinamiento continuaba y seguíamos sin aprender ni siquiera a golpes, pues lo siguiente que había que salvar como fuera, era la Navidad, no solo no se salvó, sino que el crecimiento de muertos y contagiados, con el consiguiente colapso de los hospitales y el deterioro moral profesional y psíquico de los sanitarios que dieron todo, fue y está siendo más desesperadamente brutal, pero es que seguimos sin aprender, somos tan necios, estamos tan desequilibrados, que ya estamos pensando en salvar la Semana Santa.

¿Qué nos pasa?, ¿Qué tipo de raza cruel y despiadada somos?, ¿Porque somos Tan inconscientes?, ¿tan importante es la economía, que no nos importa que se muera la población, cuando tenemos los medios para que no ocurra?, ¿de que valdrá que las acciones estén a un nivel saneado y las empresas puedan vender, si ya no quedaremos compradores?, ¿De verdad somos tan burros, que no comprendemos algo tan simple?, pues creo que sí que lo somos, no tenemos arreglo, aun no se ha encontrado la vacuna contra la estupidez humana y creo que es una enfermedad incurable, al menos para los españoles.