La IDA ha dicho en una de sus últimas actuaciones cómicas que la gestión de la nevada madrileña ha sido un éxito.

El anticuerpo de la derecha está empeñado en derribar un mural feminista y echa la culpa de todo a ETA. «El País Vasco está lleno de murales a favor de ETA», dijo en una hábil conjunción de la velocidad con el tocino.
Si hubiera elecciones ahora, ambos renovarían sus cargos.