Según datos conocidos seis de cada diez hogares españoles hizo reformas de mayor o menor calado en casa o en segunda residencia durante el pasado año 2020. Se prevé que en este nuevo año la tendencia continúe al alza debido al levantamiento de las restricciones

En contra de lo que se pudiese pensar, el confinamiento y la restricciones provocadas por la pandemia de coronavirus no ha frenado el afán de los españoles a la hora de reformar o redecorar sus viviendas. Pasar más tiempo del habitual en casa supuso una oportunidad perfecta para acometer aquellas reformas, grandes o pequeñas, que se llevaban tiempo aplazando y para las que no se encontraba el momento ideal.

Los datos de diversas encuestas corroboran esta tendencia y en el año 2020, 6 de cada 10 hogares en España experimentaron reformas de diversa índole. Estas cifras se refieren al conjunto del país, aunque las reformas en Barcelona y otras grandes urbes como Madrid, Sevilla o Valencia son las que más demanda registraron. El incremento de estos datos con respecto a las obras de mejora o mantenimiento en viviendas y segundas residencias, estuvo motivado en gran parte porque muchas familias vieron reducidos drásticamente por la pandemia sus gastos en ocio, turismo y otros sectores no esenciales, destinándolo de este modo a hacer reformas en casa entre otros menesteres.

Las reformas más comunes en el hogar

En el apartado específico del tipo de reformas más habituales que se llevan a cabo en el hogar, en las grandes ciudades la demanda se centró mayormente en estancias como los baños o sobre todo las reformas de cocinas en Barcelona en donde multitud de hogares optaron por esta última opción.

Precisamente la cocina es la estancia de la casa en el que se suelen hacer reformas de manera más periódica, al ser utilizada a diario. Reformas a medida en la distribución, mobiliario, cambio de electrodomésticos, de apariencia estética o las cocinas con isla son las obras que tienen una demanda más alta.

En cuanto a los baños, las reformas más comunes suelen estar centradas en la sustitución de la bañera por el plato de ducha, por comodidad y sobre todo si quienes habitan el hogar son personas de avanzada edad o con problemas de movilidad. Cambiar las piezas del baño así como los azulejos, el suelo o el mobiliario son otras de las reformas más habituales en los cuartos de baño españoles.

El ligero aumento en la compra y venta de viviendas también tuvo su repercusión en el sector reformas, siendo en este caso las reformas integrales las más solicitadas para renovar completamente hogares con más de 20 años de antigüedad.

Un panorama alentador para 2021

Las estimaciones son prudentes pero positivas en cuanto a si este auge de las reformas continuará en el año 2021. Los principales motivos de optimismo por parte del sector vienen en base al segundo semestre del año, que es cuando se espera que el Gobierno levante muchas de las restricciones covid en los diferentes municipios y comunidades autónomas de España, impuestas a causa de la pandemia que está afectando a nivel mundial desde noviembre de 2019.

Este hecho permitiría dinamizar nuevamente la economía, algo que obviamente repercutirá en todos los ámbitos y sectores como en este caso es el de las reformas en el hogar. El mercado de la vivienda será también el que marque en cierta medida esta tendencia, ya que muchas de las reformas contratadas son para viviendas o casas a las que los propietarios quieren dar un lavado de cara integral o a alguna estancia en particular.