Hoy en día, afortunadamente, debido a disposiciones oficiales son pocas las personas que tienen un auto y no tienen un seguro para protegerlo. Los conductores en general somos cada vez más conscientes sobre lo útil que puede ser un seguro de auto, no solamente en caso de algún accidente, si no también en caso de alguna eventualidad con el vehículo

Sin embargo, una de las dudas más comunes es si en verdad es necesario contratar un seguro al momento de comprar un vehículo o es mejor esperar un poco más de tiempo. A continuación, te damos la respuesta.

Siempre que compres un auto nuevo, es decir, lo saques directamente con la agencia, se te va a ofrecer un seguro. La empresa aseguradora va a depender de la concesionaria donde estés comprando el auto. Algunas veces te ofrecen una promoción de un año de seguro gratis y, después, tú puedes decidir si cambiar o quedarte con la misma aseguradora. En este caso podemos decir que, lo mejor, es investigar desde antes cuál es el seguro que te ofrece la concesionaria y cuáles son sus beneficios, e investigar un par de otros seguros para que elijas el que mejor se acomode a tus expectativas, pero sin duda contratar de inmediato.

Existe también otra posibilidad, la cual es comprar un auto seminuevo. Aquí las cosas van a cambiar. Si bien hay muchos vehículos que cuentan con seguro de auto, hay otros que no o que el seguro cubre a la persona. Si compraste el auto directamente con el dueño debes verificar esta información. Si no tienes el auto asegurado, debes revisar qué instituciones te ofrecen un seguro para tu auto.

Recuerda que, aunque las agencias te ofrezcan un seguro, no estás obligado a tomarlo si no te gusta la aseguradora que manejan. Debes elegir un seguro de auto que se acomode con tus necesidades y te brinde total confianza y sí, lo mejor es contratar tu seguro de auto al momento de comprarlo con el banco o aseguradora de tu confianza.