Aunque no está considerada una enfermedad en sí misma, el tinnitus, que ya lo sufren el 20% de las personas, es un síntoma de un trastorno no diagnosticado, como la pérdida de la audición relacionada con la edad, una lesión del oído o un trastorno del aparato circulatorio

Por muy molesto que nos parezca, a priori sufrir tinnitus no es algo grave, y en caso de empeorar con el paso de los años, existe un tratamiento con el que mejorar los síntomas.

Vivir con los zumbidos de oído constante puede ser difícil, pero existen maneras de hacerle frente. El tratamiento y las estrategias para afrontarlo pueden ser de ayuda, al igual que acudir a alguno de los muchos centros especializados de Sonoclinic.

Con estos tres simples consejos, a buen seguro mejorará tu calidad de vida, que a pesar de vivir con el tinnitus, será más llevadera:

-Utilizar ruido de fondo: Una manera de alivio inmediato del tinnitus puede ser tan simple como encender la radio. Agregar más ruido nos puede parecer contradictorio, pero estar en un entorno bastante silencioso significa que es más probable, que se concentre en los sonidos relacionados con el tinnitus. Agregar ruido de fondo, como música suave o sonidos de la naturaleza, ayudará a distraerse del timbre.

-Intentar reducir el estrés: El estrés puede empeorar el tinnitus, por lo que es importante minimizar sus efectos tanto como sea posible. Para ello, podemos usar técnicas como la respiración profunda, meditación o yoga para relajarse. Del mismo modo, el ejercicio regular ayuda a eliminar el estrés y aumenta su bienestar general. Una simple caminata al aire libre puede ayudar a aliviar el estrés y la tensión causados​​por el tinnitus.

-Dieta saludable: Aunque la ciencia aún no ha despejado la duda, existe la posibilidad de que el consumo de alcohol, nicotina, cafeína o alimentos con alto contenido de azúcar, puedan tener un impacto directo en el tinnitus. Un tipo específico de tinnitus, el pulsátil, está estrechamente relacionado con los vasos sanguíneos. La presión arterial alta puede hacer que los síntomas de este tipo de tinnitus sean más notorios. La elección de alimentos, junto con el ejercicio regular, puede ayudar a reducir la presión arterial y la gravedad de los síntomas del tinnitus pulsátil.

También existen terapias para la gente que sufre estos zumbidos, que ayudan a minimizar los síntomas. Las terapias conductuales se centran en su reacción emocional al tinnitus y tienen como objetivo eliminar las respuestas emocionales negativas como la ira o la depresión. La más popular de estas terapias se llama terapia cognitivo-conductual o CBT para abreviar. Está diseñado para ayudar a eliminar los patrones de pensamiento negativos y puede conducir a un aumento en la calidad de vida en general.

Otras técnicas de terapia conductual utilizadas para tratar el tinnitus incluyen la terapia de aceptación y compromiso (ACT), el tratamiento de actividades de tinnitus (TAT), la terapia de reentrenamiento de tinnitus (TRT) y el manejo progresivo de tinnitus (PTM).

La terapia de sonido es el uso de sonidos externos para tratar los síntomas del tinnitus. Generalmente, existen dos enfoques diferentes para utilizar la terapia de sonido para el tinnitus. El enmascaramiento es el uso del sonido para encubrir o ahogar los síntomas del tinnitus, y la habituación es el uso del sonido, a menudo en combinación con la terapia conductual, para volver a entrenar al cerebro para que ignore el tinnitus.