Cómo no, el sindicato ELA pide a EH Bildu y a la franquicia vasca de Podemos que no avalen el presupuesto del Gobierno Vasco porque la formación sindical, con inconfesables pretensiones de ejercer como partido político, cree que Lakua no cumple con el «papel anticíclico» que le corresponde.

Nada nuevo bajo el sol así que cumpliendo con su «papel cíclico» (el habitual «a todo no«), su secretario general, Lakuntza, asegura que los presupuestos del Gobierno vasco para 2021 no cubren las necesidades sociales.A juicio de ELA, en un contexto de grave crisis sanitaria, económica y social, con una caída del PIB del 9,4%, los gobiernos deben responder a través de un fuerte aumento del gasto público dirigido a reforzar el sector sanitario y el educativo, a erradicar la pobreza o a paliar situaciones de vulnerabilidad surgidas por la crisis económica. Ya, pero ¿cómo?

Aseguran que el Gobierno Vasco no aumenta estos capítulo del presupuesto «simplemente, porque no quiere«. Evidentemente, yo he debido leer otros avances de presupuestos porque eso no encaja con la realidad.Como siempre, solo aportan críticas y no soluciones, salvo la «cíclica» petición de una reforma fiscal para incrementar los ingresos mediante la recaudación (a través de un «fuerte incremento«) de los impuestos que pagan las rentas altas, el capital, los patrimonios y las empresas por sus beneficios.

Es la cantinela de siempre y ese rollo de «el capital» pero, ¿están a día de hoy las empresas para que les incrementen los impuestos? La táctica del «a todo no«, para ellos, funciona así: Subimos los impuestos a las empresas sin tener en cuenta el esfuerzo que están haciendo en esta situación de pandemia y, si alguna no puede y cierra, pues cogemos el megáfono y nos vamos a protestar contra ese cierre. La cosa es la eterna pancarta en vez de arrimar el hombro.

Pese a que la Unión Europea ha suspendido las reglas fiscales en 2020 y 2021, de manera que las administraciones no tienen que cumplir con los límites de déficit público y deuda pública para eso años, el Gobierno vasco, dicen que el Gobierno Vasco no ha aprovechado esta opción. ¿Seguro? Otra cosa es que entienda ELA por «significativo» o por «raquítico» porque, por lo que yo he leído, el Ejecutivo vasco va a utilizar el endeudamiento pero de una forma racional. Lo curioso es que ELA tampoco se opone a utilizar el endeudamiento como herramienta «en corto plazo», ¿Entonces? ¿A medio plazo, también mal?

Pues nada… No creo que sean tiempos de poner palitos en las ruedas pero si estos bienpagados liberados sindicales así entienden la solidaridad poco o nada podemos hacer…  A sacar las pancartas y a esperar dos días hasta que LAB y Sortu les hagan los coros. Los de la sucursal vasca de Podemos, aunque a veces hayan dicho blanco aquí y negro en España, harán exactamente lo que les digan desde Madrid (que ahora tienen ministros y ministras… los que «inmediatamente» iban a evitar la subida de la luz y eso).