En España hay mayor número de perros que de niños menores de 15 años. Sus cuidadores se preocupan de que los reyes magos no se olviden de ellos

Tom es un galgo abandonado, como muchos otros de su especie, que una vez que su trabajo como perro de caza finalizó, fue dejado a su suerte. Por fortuna, Luis se convirtió poco después en su dueño tras rescatarlo de una perrera municipal. Ya hace varios años de ello y ahora es uno más de la familia, por lo que ayer su cuidador buscaba en una tienda de mascotas online un regalo que pudieran dejarle los reyes esta noche.

“A Tom le encantan los regalos, se vuelve como loco cuando ve los de toda la familia junto al árbol” comenta Luis. “Y cuando le abrimos su regalo le hace tanta ilusión como a todos los demás, y entiende perfectamente que es algo para él. Es una situación que hace feliz y le une más a nosotros como miembro de la familia”.

Esta situación no es algo para nada anormal. La población de perros censados en España es mayor que el número de jóvenes y niños menores de 15 años, que es el grupo de población que más regalos de reyes recibe. Por este motivo, el día 6 de enero se convierte en una jornada también especial para las mascotas.

En pleno siglo XXI el rol de la mascota ha cambiado completamente. Han pasado de ser un simple animal de compañía a recibir los mismos cariños y cuidados que cualquier otro miembro del grupo familiar. Tienen menús especialmente preparados para ellos, duermen en camas para mascotas, visten ropa y reciben regalos como uno más. Esto hace que, además de las jugueterías, las tiendas de animales también tengan en la navidad una época clave para sus ventas anuales.

Los regalos más solicitados para mascotas

Realmente la demanda es tan grande que ya hay regalos de todo tipo y para todos los gustos y presupuestos. Desde kits de juegos interactivos, pasando por accesorios para paseo o para estar cómodos y calentitos en casa en estos días tan fríos. Los más vendidos son sin duda los juguetes y las chuches para mascotas. Las pelotas en los perros y los rascadores en los gatos son los productos estrella.

La idea es siempre poder encontrar algo útil para mascota y cuidador, un regalo que mejore la interacción entre ambos, que permita hacerles la vida más fácil y divertida.

Para finalizar, nos gustaría hacer un inciso entre mascotas y regalos. Y es en el sentido de utilizar los animales como un regalo, situación que, aunque está en declive, solía ser muy habitual hasta hace poco. Hay que recordar que ellas no son juguetes, que requieren cuidados y un compromiso que no todos los niños están preparados para aceptar, lo que acaba con centenares de mascotas abandonadas cada año.