@gonzalogsoto

Como pudo saber 21noticias.com, el presidente de la Real Federación Gallega de Fútbol «ordenó» al Secretario de dicha Federación, Diego Batalla, que se pusiera en contacto con los interlocutores válidos-en algunos casos abogados-donde “Os Irmandiños” no aceptan presiones ni amenazas de dirigentes de la RFGF, para tratar el tema que hemos publicado ayer, de no participar en las competiciones de la RFGF, para evitar contagios entre jugadores.

No es un farol. Louzán rectificará.

La publicación de la circular, en la que anunciaba que los clubes que no participaran descenderían una categoría, es una situación no recogida en ningún aspecto estatutario o de normativa de competición. Rafael Louzán es consciente que puede producirse una cascada de denuncias; de llevar a cabo su «amenaza» puede quedar debilitada su ya denostada figura como presidente.
Tras el primer gran pulso de Rafael Louzán a los clubes, el claro triunfador fueron los propios clubes, la RFGF deberá rectificar en próximas fechas para que la situación no se descontrole todavía más y con la imposibilidad de descender a esos equipos, debido al vacío en las categorías inferiores, en las que tampoco van a jugar y por lo tanto, quedarían desiertas.

Vergonzoso que algunos clubes afines a Louzán estén buscando jugadores entre los equipos que secundan la «Revuelta» diciendo no a la competición. En el supuesto de «reclutar» jugadores, la culpa será de quienes entran en esta espiral esperpéntica. Nuestro Valle Inclán no sería capaz de escribir una novela con tanto «sarao» futbolístico.

El ejemplo de Santiago es clarificador.

Con la renuncia masiva de la Primera Autonómica, así como Segunda y Tercera, el descenso de los equipos de Primera dejaría la propia Categoría totalmente desierta, sin poder darse ascensos al no jugar en las ligas inferiores. Este mismo guion se daría en Costa da Morte, Ourense, Ferrol y Lugo, a la espera de lo que puedan hacer en otras delegaciones.
Lo que está claro y podemos afirmar al 100% es que no se producirán esos descensos masivos de ninguna forma. Personas próximas a Feijóo, del mismo partido que Rafael Louzán (PP) dieron un toque de atención al presidente de la RFGF, por las quejas de varios alcaldes populares de las provincias de Ourense, Lugo y algunas zonas de la comarca de Santiago, por el lío montado por Louzán, en su empecinamiento por dar comienzo a las competiciones.
La “Revuelta Irmandiña” es imparable. Esta “Revuelta” en nada se parece a la de los árbitros, provocada por los “huevos grandes” de un tal Iglesias, que fueron «vendidos y burlados» por intereses espurios.