El inversor solar es un inversor de corriente que se encarga de transformar la energía producida por placas solares en energía útil para consumo diario, por lo que a la hora de elegir con cual quedarnos, es muy importante conocer las características de cada una de las marcas

Características debe cumplir un inversor solar:

-Potencia máxima de transformación: Es la cantidad de energía máxima que el inversor será capaz de transformar, puede venir expresada tanto en (W) como en (VA). A pesar de que los inversores tienen unos márgenes de seguridad mayores a la capacidad marcada, debemos elegir un modelo adecuado para nuestra instalación.

-Sistemas de protección: Los inversores solares deberán ser capaces de detener la producción en caso de cortocircuito, caída de la red o fallo de algún componente. Si esto no es posible, debemos instalar un sistema de apagado por separado.

-Optimización: El inversor debe de optimizar la producción solar independientemente de las sombras o el tipo de panel instalado. Por ello, debemos elegir qué inversor es más apropiado para nuestra vivienda.

-Registro de datos: La generación de datos de producción individualizada nos permitirá estudiar qué paneles producen menos y solucionar el problema en caso de existir.

Una vez vistas las características que debe cumplir un inversor solar y antes de conocer los distintos tipos que existen en el mercado, es recomendable conocer la tres mejores marcas que existen en el mercado, para así poder decidirnos entre Ingeteam, SMA y Voltronic, las más recomendables por los expertos en la materia.

Distintos tipos de inversores solares que existen:

-De conexión a la red: Son los de las instalaciones solares que están conectadas a la red eléctrica general. Además de la conversión de corriente, tienen otra función principal muy importante, ya que mantienen la tensión de la energía generada por los paneles solares un poco por encima de la de la red. De esa manera, se prioriza el uso de la energía solar, ahorrando todo lo posible, gracias a utilizar primero el autoconsumo.

Además de eso, este tipo de inversor actúa como aparato inteligente, capaz de monitorizar en todo momento el estado de la instalación y la demanda de energía, almacenando datos sobre todo el proceso.

-De instalaciones aisladas con baterías: Hay instalaciones fotovoltaicas 100% independientes de la red eléctrica general. En esos casos, es necesaria la instalación de baterías para almacenar energía, ya que el sol es una fuente intermitente y no está disponible por las noches.

Esta clase de inversores normalmente tienen incorporadas funciones para cargar baterías, controlar dicha carga y proporcionar seguridad, además de su función principal de conversión de corriente.

-Inversores mixtos de baterías e instalación de red: Como una instalación puede estar conectada a la red eléctrica, y además tener también baterías para mayor seguridad, existen los inversores híbridos capaces de gestionar correctamente las tres fuentes de energía disponibles.

También existen los inversores monofásicos y trifásicos, que son microinversores que se ponen individualmente en cada panel y los gestionan de uno en uno, o inversores de cadena, que son los que gestionan a la vez toda la energía que viene de los paneles.