Las mayores ganancias en la historia del casino

Los casinos, incluidos los sitios en línea, atraen a los jugadores no solo con la oportunidad de relajarse o pasar un buen rato en la empresa, sino también con grandes ganancias.

Casinos y ganancias

Los establecimientos de juego, incluidos los sitios de Internet, siempre han sido populares entre los jugadores como una oportunidad para probar suerte. Los jugadores fueron allí para ganar un gran premio mayor, para demostrarse a sí mismos que tenían suerte, para salvar su situación financiera. La historia conoce ejemplos de pérdidas molestas e incluso trágicas que cambiaron radicalmente la vida de una persona. Pero hay jugadores que han experimentado un éxito abrumador.

¿Cuáles son las mayores ganancias en la historia de los casinos?

La suerte en los establecimientos de juego convierte a las personas con ingresos medios en millonarios en pocos minutos de juego. Estos son los afortunados de jugar en casinos físicos y en línea:

Cynthia Jay es una ex mesera de casino que ganó casi $ 35 millones. Ocurrió a finales de enero de 2000 en el cumpleaños de su suegra. Cynthia se sentó en la máquina tragamonedas Megabucks e hizo 9 apuestas por $ 27. La niña no tenía intención de jugar en serio, pero el destino le dio una oportunidad única. A principios de la década de 2000, esta victoria fue la más grande.

Joven no identificado – tenía 25 años cuando recibió casi 40 millones de dólares de incógnito. Mientras esperaba el partido de baloncesto, decidió bajar al casino. El joven tenía 100 dólares consigo, que metió en la máquina. Esta victoria fue la más grande en un casino de Las Vegas. Por razones de seguridad, el joven no quiso revelar su nombre y el premio se le acreditó en partes.

Archie Karas es un jugador de póquer que recibió $ 40 millones por juegos de 1992 a 1995. Los padres de Archie tenían problemas económicos, así que cuando era adolescente trató de ganar dinero extra en todos los sentidos. Con 50 dólares en su bolsillo, Archie primero recibió 1.2 millones de dólares, luego 3 millones, luego el jugador aumentó su bankroll.

Kerry Parker es un jugador de blackjack y baccarat con un total de ganancias de 40 millones. Este es un jugador único que es conocido más por sus pérdidas que por sus ganancias. En el pasado, hizo fortuna en el negocio de la información. En su tiempo libre, se entretenía con juegos de cartas de azar. En el juego de 1997, ganó $ 40 millones, pero después de unos años perdió $ 20. En ambos casos, el juego lo hizo famoso.

John Haywood es un soldado británico, participante en la guerra de Afganistán. Obtuvo sus casi 18 millones de dólares jugando en la tragamonedas Mega Moolah. Este premio mayor fue el más grande de un casino en línea. John jugó 25 giros y apostó solo 30 libras. En octubre de 2015 se convirtió en el dueño de 80 millones El joven no creyó en la suerte hasta que un representante de la desarrolladora Microgaming lo felicitó.

La mayoría de los jugadores que recibieron dinero fabuloso lo gastaron tan rápido como ganaron. Algunos jugadores usaron los fondos ganados para los siguientes juegos en el casino, otros los gastaron en pasatiempos. Ha habido casos asombrosos en los que los jugadores en línea no recibieron sus ganancias.

Conclusión

La historia de los casinos en línea conoce casos de ganancias sin precedentes cuando los jugadores recibieron decenas de millones de dólares. La mayoría de ellos no utilizó ninguna estrategia para lograr altos resultados. Entre los jugadores había gente adinerada que ya había creado su propio negocio y aquellos cuyos ingresos eran iguales a la media. Los premios se recibieron en los años 90 y principios de los 2000 en los casinos físicos. Con el desarrollo de las plataformas en línea, los jugadores han podido girar los carretes de las tragamonedas en línea. La industria del juego se está desarrollando, por lo que los jugadores aún esperan impresionantes ganancias.