El empresario sigue sin tener buena prensa para la totalidad de Sortu, una mayoría sindical, para un sector de los medios falsamente progres, para los que no han dado un palo al agua en su vida. Al PNV se le acusa de defender intereses empresariales cuando es la empresa la que crea el 85% del empleo en Euzkadi. Pequeñas y medianas empresas. Las otras están en Madrid, pero no importa. La crítica irresponsable está a flor de labios.

He encontrado este trabajo que José Félix Basozabal colgó de su Facebook  y me ha parecido muy conveniente reproducirlo. Tiene  muchas enseñanzas.

Dice así:

Invito a todos a abrir una empresa. Experimentar por algunos años lo que es la responsabilidad de enfrentar una plantilla, la regularización de impuestos, el proceso de selección de personal, la inversión en equipos, infraestructura y comodidad para el lugar de trabajo.

Invito a todos a que hagan ese experimento.

Que aprendan a calcular el valor de una hora de trabajo.

Aprendan a calcular el valor de un salario.

Que inviertan incontables horas haciendo cuentas.

Que queden otras noches, sin conseguir dormir preocupado por las cuentas.

Invito, también, que inviertan en la formación del personal, inspirar lo mejor en cada uno.

Motivar con palabras, con respeto, honestidad y con dinero.

Invertir en marketing, ponerse la camiseta y salir a la calle para atraer clientes.

Pruebe también saber encajar las críticas de la competencia cuando lleguen.

Cuando duden de usted y cuando usted mismo dude… De verdad lo recomiendo.

Recomiendo pedir un ICO, o varios, préstamos, para no retrasar un día los pagos. Y pagarlos, claro.

Pruebe, también, mirarle a los ojos a un empleado y despedirlo.

Llegar a casa frustrado por cada proyecto, idea, estrategia que no dé resultado.

Pero aún así, seguir firme y animado tratando de seguir adelante con el proyecto, la empresa.

Haga esta prueba. Se va a ver despertando a las 3 de la mañana sin motivo aparente, pero con el pensamiento en un producto, en una conversación de oficina o en un plan para evitar la quiebra.

Intente ser el jefe por algunos años: ¡Ser visto como explotador!, ja, ja ja. Me parto.

Haga esta prueba. Pero hágalo por creer que el propósito de su negocio va mucho más allá de ganar dinero.

Y cuando hablen de usted o alcance el éxito … recuerde todo lo que ha pasado. Guárdelo en el alma!.

Haga este experimento un día: Abra una empresa.

Y ahora, copie y pegue si es un empresario, como yo… Una empresa pequeña, un autónomo, como yo y como la inmensa mayoría de los que estamos realmente pagando las plumas de ésta y las otras crisis

José Félix Basozabal