Este pasado sábado, el secretario general de Sortu emitió un twitter video con su presencia y la sigla Sortu detrás ,para que no quedara duda, apoyando la elección fraudulenta de una nueva Asamblea Nacional con objeto de eliminar cualquier vestigio de oposición en Venezuela.

La figura de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea y presidente interino, hasta unas elecciones libres, es  reconocida por 53 países decentes por democráticos, no así  Nicolás Maduro. De hecho ningún país democrático ha enviado observadores a esta farsa y ninguno va a reconocer unos resultados cantados con un Consejo Nacional elegido por el régimen, con los líderes de la oposición encarcelados o en el exilio y con cuatro marionetas opositores destinados de engañar a quien quiera ser engañado.

La figura de Guaidó y su reconocimiento internacional es la que molesta al régimen y con esta farsa pretende acabar con cualquier atisbo de oposición en un país donde la pobreza extrema ha alcanzado el 80% y, el  segundo jerarca  del régimen, Diosdado Cabello ha amenazado con esta inadmisible consigna. ”Quien no vota, no come”.

Arkaitz Rodríguez basó su apoyo este sábado a la farsa de este domingo en un cúmulo de mentiras, todas ellas gravísimas que nos ilustran  sobre la catadura de  un dirigente no democrático, sin valores humanos y con un destacado perfil estalinista. ”queremos denunciar la permanente agresión e ingerencia a la que está siendo objeto el pueblo venezolano por parte de agentes externos” dice Rodríguez en su alocución.

Hay que aclarar que los agentes externos son el régimen cubano, Rusia, Irán, Turquía y China. La comunidad internacional solo pide unas elecciones libres, democráticas y verificables. Y tiene gracia que un defensor de la Revolución mundial y del foquismo nos hable de “agentes externos”.

Continúa Rodríguez: “El futuro de Venezuela es cosa de los venezolanos  y solo de Venezuela y  llamamos a esos agentes a respetar  el resultado de sus elecciones para que sus legítimas autoridades puedan seguir construyendo una Venezuela para todos tal y como decía el Comandante Hugo Chávez. El pueblo venezolano puede estar seguro que en ese camino puede contar con el respaldo de la Izquierda Independentista  y del Pueblo Vasco.

De la Izquierda independentista de ELA y LAB, seguro. Del pueblo vasco, no.

No entiendo como un partido que quiere jugar en el campo de la democracia su referencia sea un régimen acusado por el Fiscal de la Haya  de delitos de lesa humanidad, con cinco millones y medio de emigrados, 11.000 en Euzkadi, con hambre, desnutrición, sin sanidad, 9.000 empresas incautadas, y con apoyo claro, manifiesto y palpable de una dictadura como la cubana.

Rodríguez sigue con la matriz ideológica de la dictadura del proletariado, el fin justifica los medios, en definitiva los gulags para la oposición a la que ahora quiere sacarla del país o encarcelarla.

En resumen. No se puede hacer una tortilla de patatas sin huevos y sin patatas. No se puede hacer una democracia con agentes como éstos, Arkaitz  Rodríguez, que no  son demócratas y que además no tienen principios. Y si tienen alguna duda que le pregunten a los cientos de vascos venezolanos que han huido de aquel infierno, viven  aquí y no cobran su pensión porque arbitrariamente Maduro se las roba. Al parecer esto no le inmuta al secretario general de Sortu como no le inmutan los presos políticos que tiene la dictadura.

Venezuela abrió sus puertas al exilio vasco en 1939 .La actual tiranía venezolana sojuzga a su país y en ese contexto la declaración del Sr. Rodríguez no solo es una infamia sino que denota el talante  no democrático  de una organización que dice que va a Madrid a hacer la revolución .

Que la gente sepa el jaez de una fuerza como Sortu que aprovechándose de la democracia apoya una siniestra y criminal dictadura.