Kanye West posee uno de los discos más vendidos en toda la historia de la música estadounidense. Para ello, de la mano de la infografía del casino online Betway nos remontamos al pasado de la estrella de Los Angeles, pero nacida en Atlanta, con un pasado en su niñez por poco tiempo en tierras chinas.

Al igual que cualquier soñador que se ilusiona con entrar al rentable negocio de la música, Kanye West, apenas era un jovencito pasado de 17 o 18 años cuando empezó a emprender en la producción de discos para poder ubicarse un nombre en la industria, pero, sin oportunidades de emprender como artista solista, empezó como empleado en estudios de grabación y luego como productor de discografía.

Ya cerca del milenio y con mayor aprendizaje en este rubro, comenzó a preparar sus temas para lanzarse como rapero en solitario, luego de un esfuerzo y un largo tiempo de trabajo más dinero ahorrado, pudo debutar con su disco The College Dropout en 2004 para encaminarse a una carrera como rapero (lo que quería desde el principio).

Sin embargo, su pequeño problema de personalidad no le ayudaba con los medios en su vida pública, y qué decir de su vida privada, pues, en el escarnio público quedó en boca de todo el mundo en aquella polémica irrupción en el escenario interrumpiendo a una emocionada Taylor Swift de recibir su premio.

Sin embargo, West se dio cuenta de su error, y no paró de ser preguntado por la prensa sobre el asunto en meses posteriores, por lo que se perdió durante un buen tiempo en Hawái.

La consolidación con un éxito inesperado

De pasar por un infierno creado por él mismo a saborear las mieles de la consolidación y el reconocimiento como un gran artista pasó Kanye West cuando llegó a lanzar su más reciente álbum para esa época My Beautiful Dark Twisted Fantasy en donde rompió récord en una semana con el registro de casi el medio millón de copias vendidas por el género rap/hip hop y el posicionamiento de ese álbum como el cuarto seguido que alcanzó la lista Billboard 200 en aquella época.

Mientras que los que trabajaron en la producción del material también opinaron al respecto, Nicki Minaj había dicho, “Ha conseguido sacar de mi algo milagroso”, Elton John habla orgulloso de su inclusión comentó que “participo en el nuevo disco de Kanye West. Es un disco genial”, mientras que vocalistas que no tuvieron que ver como el mítico ex integrantes de Los Beatles, Paul McCartney, manifestó que el disco de Kanye le ocasionaba envidia sana. Fue tan increíble el impacto, que logró sorprender a una gran cantidad de artistas, de esa manera, reavivando la leyenda de West.

El álbum completo con sus 13 canciones fue el más escuchado ese año y posicionó a West como una de gran estrella de la industria musical. La gloria y las mieles del éxito lo acompañaban en su reivindicación, donde expresó que el disco era con el fin de “pedir disculpas” a sus fans. Sin embargo, Kanye, no cambia de personalidad, por lo que aún se mantiene en episodios polémicos, pero no como el vivido en 2009.