Las dificultades para poder hacer compras en las tiendas físicas sigue haciendo crecer las cifras del comercio online. Se prevé la mejor campaña navideña en el sector desde que se tienen datos.

Dos de las fechas más importantes del año para el comercio, Blackfriday y Navidad, están a la vuelta de la esquina y el Covid-19 sigue sin dar respiro a los pequeños comerciantes. Cada vez se recrudece más la situación de la pandemia y los cierres forzosos se suceden.

Esto ha provocado un cambio en los hábitos de consumo en los compradores y una desesperada búsqueda de soluciones en los comerciantes. Y tanto unos como otros se han refugiado en el comercio online. El confinamiento provocó que muchas personas le perdieran forzosamente el miedo a comprar por internet y ahora, cuando ya se sienten seguros, han hecho de ello un hábito.

Una reciente encuesta realizada por una conocida compañía publicitaria ha revelado que uno de cada tres españoles ya ha hecho planes para realizar compras online durante los próximos 45 días, coincidiendo con la época navideña. Y la cifra aumenta a uno de cada dos si se tiene en cuenta los que finalmente harán algún tipo de compra por esta vía.

La confianza es fundamental

Más de la mitad de los encuestados coinciden en que la principal preocupación a la hora de adquirir productos a distancia es la confianza y fiabilidad que pueda ofrecerles la plataforma de comercio donde quieran realizar su compra. Tener completa seguridad a la hora de realizar los pagos o poder tener un detallado reporte de los estados por los que pasa su pedido y el envío son los detalles más valorados.

De hecho, las grandes multinacionales del comercio electrónico ya están aumentando la seguridad de sus plataformas y realizando tareas programadas de mantenimiento web con el objetivo de garantizar las compras de sus clientes y mejorar la experiencia de usuario, pues los consideran dos factores clave para fidelizar usuarios.

Por otro lado, las promociones y ofertas también están en el punto de mira de los compradores. Desde las organizaciones de defensa al consumidor llevan año alertando de los supuestos fraudes de algunas compañías que inflan el precio de sus productos justo antes de estos periodos de oferta, para después simular descuentos que realmente no son tales.

Casi un 50% de los españoles afirman que este tipo promociones son una de los principales motivaciones y referencias a la hora de comprar, por lo que cada vez prestan más interés a los cambios de precios e intentan monitorizar sus fluctuaciones en las semanas previas a la compra.

Sin duda, esta campaña navideña 2020/2021 será muy distinta de lo que conocemos en todos los aspectos. Los comerciantes esperan que los negros nubarrones que se ciernen sobre el sector desaparezcan justo a tiempo para salvar la temporada.