¿Estás organizando ya tu mudanza? Entonces estarás sopesando todos los criterios para hacerlo todo lo más rápido posible, pero en las mejores condiciones de seguridad

Si tienes que bajar un gran sofá, o algunos muebles voluminosos, lo más recomendable es contratar un elevador. Pero también son muy prácticos para bajar cualquier tipo de artículo en lugares donde no hay ascensor.

Por otra parte, gracias al elevador es más complicado que tengamos algún problema con nuestros muebles y enseres, consiguiendo que lleguen a su destino en las mejores condiciones.

¿Qué ventajas tiene hacer una mudanza con un elevador?

1. Son imprescindibles para algunas mudanzas

Cómo ya comentábamos, si el inmueble no tiene ascensor, compraste un sofá que te tuvieron que meter por el balcón, o tienes algún mueble que no te cabe por la puerta, no te quedará otra que contratar un elevador para hacer la mudanza.

2. Harás la mudanza en menos tiempo

Según los expertos, utilizar un elevador para hacer la mudanza, aunque exista otra forma de hacerla, puede ayudarte a ahorrar una media de 4,5 horas.

Esto es debido a que la forma de bajar y subir va a ser la misma siempre, por lo que no te encontrarás con obstáculos que te lo puedan complicar todo.

En el caso de que tengas que bajar unas cajas es probable que no tengas ningún problema… pero si tienes que bajar un sofá, puede que llegues a una parte en donde no se pueda girar por un pasillo, que no quepa en el ascensor, o que te toque desmontar las patas para que pase por la puerta.

Invertir en un servicio de elevador te ayuda a ahorrar una importante cantidad de tiempo que podrías utilizar para otro menester.

3. Ahorro económico

Si tan solo te fijas en lo que te va a costar el servicio del elevador no verás el ahorro. Pero multiplica ahora las horas de salario extra de cada empleado que tendrás que abonar.

Si son dos operarios los que se están encargando de la mudanza, y la media de ahorro es de unas 4,5 horas, en total tendrás que abonar 9 horas de trabajo. Podemos asegurarte que esto no te va a resultar barato.

4. Todo llegará en las mejores condiciones

Con un elevador tendrás el espacio suficiente para evitar cualquier tipo de golpe o rozadura con las paredes. Será mucho más complicado que se puedan romper los marcos de las puertas, las esquinas, entre otros elementos.

5. No molestarás a nadie

Otra interesante ventaja contratar un elevador es que tus vecinos no tendrán que estar esperando un largo rato a que suba o baje el ascensor, ni se encontrarán todas tus cosas obstruyendo una puerta, pasillo o cualquier otra zona común.

En este servicio se incluyen los permisos que se tiene que solicitar al Ayuntamiento para llevarlo a cabo, ya que así te evitarás cualquier tipo de sanción económica.
Decídete por un elevador para tu mudanza y verás cómo lo amortizas desde el primer momento.