Conforme nos vamos haciendo mayores, perdemos ciertas facultades, tanto físicas como mentales, y somos más susceptibles de sufrir caídas. No obstante, podemos minimizar el riesgo si hacemos algunas reformas en casa, adaptando el baño para una persona entrada en edad.

En este post te daremos los mejores consejos para que habilites tu baño para la comodidad de nuestros mayores, si te quedas con alguna duda visita bañeraporducha

Afortunadamente, ha habido avances  para que las personas mayores utilicen el baño con facilidad. La remodelación cubre una amplia gama, desde algo tan simple como un accesorio rociador que permite que la persona se siente mientras se baña, hasta duchas sin bordillos que eliminan la necesidad de subir para acceder. Estos cambios ayudarán a los ancianos a ser más independientes en el baño y también nos ayudarán a nosotros a brindar un mejor cuidado a nuestros seres queridos.

Consejos para baños adaptados para personas mayores:

-Instalar los grifos de palanca. Tener un grifo de palanca elimina los giros y vueltas que pueden ser difíciles para los ancianos. Hay cientos de estilos diferentes para elegir, incluidos los grifos de pie. Instalar un nuevo grifo no es tan difícil como lo era antes, aunque en cuanto a la fontanería, te recomendamos consultar un profesional.

Instalar barras de apoyo y rieles. Esta es una de las formas más fáciles y rentables de hacer que el baño sea más apto para personas mayores. La instalación de barras de apoyo y barandillas en la ducha, la bañera y cerca del inodoro facilita el baño y el uso del inodoro, no solo para la persona mayor, sino también para quien lo cuida. Las barras de apoyo y los rieles los podemos instalar nosotros mismos.

Elevar la altura del inodoro. Algo tan sencillo como elevar la altura del inodoro tan solo tres pulgadas puede marcar la diferencia para las personas mayores. Hay muchas opciones para hacerlo, simplemente podemos incorporar un asiento de inodoro grueso o podemos reemplazar nuestro inodoro por uno con la altura adecuada.

-Alfombras de baño y tapetes antideslizantes. Esta es una forma sencilla de prevenir caídas en el baño. Colocar una alfombra antideslizante en la ducha evita que la persona mayor se caiga mientras se ducha, y una alfombra antideslizante en el suelo fuera de la ducha evita que se resbale al salir. La cinta antideslizante es una opción de menor coste para platos de ducha y fondos de bañera.

-Duchas sin acceso y bañeras sin cita. Para las quienes no pueden levantar las piernas, una ducha sin bordillo puede ser un salvavidas, ya que permite que la transición de la silla de ruedas al asiento de la ducha sea simple y fácil tanto para la persona mayor como para el cuidador. Las bañeras sin cita son otra opción popular, ya que son mucho más fáciles de acceder que las bañeras tradicionales y la mayoría también tienen un asiento integrado.

Con estas modificaciones hemos conseguido dos objetivos, el primero es aumentar la independencia de nuestro ser querido y el segundo es hacer la vida más fácil para el cuidador.