Probablemente, habida cuenta de la mayoría absoluta, el Parlamento Vasco elegirá a Andoni Aldekoa como nuevo director general de EITB, algo necesario  y lógico. Ante eso, Bildu, que sigue sin aceptar su derrota electoral protesta. Y lo hace con argumentos peregrinos. La parlamentaria de EH Bildu Jasone Agirre criticó la iniciativa al considerar que la elección para este puesto de un militante del PNV de primer nivel que ha sido director de comunicación del Lehendakari Urkullu y de Azkuna, es un escándalo. No sé si el escándalo es por haber trabajado en Ajuria Enea, en el Ayuntamiento de Bilbao y en el Euskalduna o por ser un militante del PNV de primer nivel como falsamente dicen. Al parecer el curriculum satisfactorio para la Sra. Agirre hubiera sido haber trabajado en Gara o en una Herriko Taberna, lugares al parecer más dignos que los mencionados.

Lo de militante del PNV de “primer nivel” no es verdad. Aldekoa en el PNV no ha sido nunca burukide de primer nivel considerado este haber formado parte del EBB o en su caso del ABB. Ha sido siempre un militante de base y donde si ha sido ese título  del  primer nivel ha sido por su trabajo profesional  en las Instituciones, no en un trabajo político de elección. Que quede claro pues las cosas se embarullan.

A Aldekoa le avala una trayectoria profesional donde los que han trabajado con él dicen que es persona dialogante, bueno en lo suyo, y con el radar puesto. Yo le conocí en sus principios cuando trabajaba en la Ser y me llamaba en aquellos años de hierro y quien más hablaba era él. Posteriormente le perdí de vista salvo en una ocasión en la que acompañó al alcalde Azkuna  a Madrid y cenamos con ellos Erkoreka y yo y le tuve que decir, cuando comenzó a darnos clases de como se llevaba una campaña electoral el que ni Azkuna ni él estarían allí si Castañares  no hubiera ganado en 1979, y eso evidentemente no lo hizo él. Lo hizo el PNV.

Pero si es llamativa la protesta de Jasone Agirre, ex periodista, junto a Maddalen Iriarte de ETB, ente que nunca hubiera nacido de haber seguido las políticas de HB de la época. Llama la atención asimismo que siendo ellas trabajadoras de ETB y habiéndose dado a conocer gracias a ETB, critiquen a los demás militancia alguna. Ellas no estarían donde están de no ser por ETB, pero no quieren que los demás en libre acuerdo democrático puedan hacer lo que no permitirían a nadie del PNV. Mucho hablar de Telebatzoki pero las que se promocionan y hacen política son las periodistas de Bildu. Que yo sepa no hay nadie del PNV en ETB de plantilla en cargo público. De Bildu si.

Tengo total seguridad que de haber ganado Bildu las elecciones, afortunadamente no es así, la Directora General que propondrían sería Maddalen Iriarte o Jasone Agirre, nunca ese proyecto de sacar de un sombrero un nombre como proponen.

No lo tiene fácil Aldekoa si se asusta ante estos bocinazos y los que le vendrán  de Sortu, ELA y LAB. Tiene que convencerse que quien tiene el poder y no lo ejerce no tiene derecho a quejarse y una características de los  líderes es ser valiente y superar la falacia y gran mentira de que ETB es Telebatzoki  cuando en la realidad actual lo que funciona es TeleSortu. No hay más  que ver sus sectarios informativos, la elección de los temas, el lugar preminente que tienen las noticias marginales y los anuncios de manifestaciones, el altavoz que se da a gentes que quieren sustituir las elecciones por huelgas, y el poco interés que tiene la cultura y la pujanza de la sociedad. Para este mundo solo las malas noticias son noticias y cuanto peor lo sea más abren los informativos.

Tengo por EITB la preocupación ciudadana tras haber sido el primer presidente del Consejo y de haber sido el presidente de la Comisión del Parlamento que aprobó la creación del Ente con la idea clara  de la objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones. La distinción y separación entre información y opinión, requiriendo esta última la identificación  de quienes la manifiestan. El respeto al principio de igualdad, al pluralismo político, religioso, social, cultural y lingüístico. La defensa y promoción de los valores cívicos de la convivencia reconocidos en el estatuto en defensa del interés general .El respeto al honor, la fama de las personas y, en particular, al derecho a la intimidad y la propia imagen. La promoción de la cultura y la lengua vasca….

Todos esos principios fueron los que pusimos en marcha en 1982 y que últimamente, en líneas generales en los informativos, no se llevaban a cabo. ETB ha sido Tele Sortu estos años y solo con que Aldekoa cumpla con estos principios consagrados en la creación del Ente, hará un gran servicio a la sociedad necesitada de pluralidad y de un mensaje omnicomprensivo que no rompa la cohesión de la misma  que se ha querido troquelar con los valores de un grupo que habiendo fracasado en actuación desea  imponerlos a través de un medio público que es de todos y no es de nadie. Mucho menos  de Bildu y mucho menos del PNV.

Le deseo a Aldekoa tenga coraje, visión de sociedad, aplicación de lo mejor que funciona en otros países y mucha tila a un profesional  ya que experiencia institucional tiene de sobra.