Hasta hace un tiempo, para muchos el concepto de trabajar desde casa parecía una ilusión, algo lejano y poco probable. Sin embargo, desde inicios de 2020, es una realidad a la cual muchos han tenido que adaptarse de manera casi inmediata

La palabra teletrabajo se hizo algo cotidiano a nivel mundial, simultáneamente con la obligación de guardar el distanciamiento físico con los compañeros de trabajo en los diferentes sitios laborales.
En virtud de mantener el rendimiento, se pueden realizar ciertas actividades para que en medio de esta nueva realidad laboral, las actividades cotidianas no se vean impactadas de manera negativa.

Estableciendo las prioridades

El equipo debe integrarse a realidades a las cuales no estaba habituado. Es decir que de aquí en adelante, cada trabajador enfrentará nuevas condiciones, desde compartir el espacio con su familia, las actividades del hogar e incluso la manera de vestir.

Dado que es posible confundir ciertos hábitos, la mejor manera de mantener la motivación laboral es estableciendo algunas prioridades que deben respetarse a carta cabal, desde el entorno hasta el horario de trabajo. Solo así se evitará caer en la desmotivación y procrastinación.

Algunas recomendaciones que se pueden tener en consideración:

• Establecer un horario de inicio y finalización de la jornada es relevante. Procurar cumplir con el mismo ritmo diariamente ayudará a controlar mejor el tiempo.

• Ubicar el espacio adecuado para trabajar. Nunca llevar el trabajo a la cama. Si existe un espacio disponible en casa, entonces establecer allí la nueva oficina.

• Se deben respetar los horarios. No son vacaciones, es teletrabajo o trabajo desde casa.

• Evitar a toda costa las distracciones. No se deben realizar actividades que habitualmente no se harían. Se cumple un horario de trabajo, aunque se esté en la comodidad del hogar.

• Olvidarse de pijamas. Así sea que la oficina está en el comedor, en un despacho o en otra estancia del hogar, la manera de vestir es importante para evitar la desmotivación, por eso es recomendable seguir vistiéndose como cuando seguíamos en la oficina. Si usted tiene muchas videoconferencias y quiere tener algo de variedad en su armario, se puede descubrir ideas de moda para la ropa de oficina aquí de forma online. Se debe seguir la misma rutina que cuando se salía hacia la oficina: darse una ducha, arreglarse y sentarse a trabajar.

• El sedentarismo es muy perjudicial. Son muchas horas que se pasan sentado frente al ordenador, por lo que tomarse al menos media hora diaria para hacer algo de ejercicio es muy importante.

Cuando la motivación debe ser grupal

En caso de ser la cabeza de un grupo de trabajo, la motivación no solo debe ser individual, sino que todo el equipo necesita que su líder le siga inspirando confianza a pesar de la distancia, sobre todo en circunstancias tan difíciles como las que se han vivido durante la pandemia. Existen hoy en día muchos programas como por ejemplo Trello, que pueden ayudar a mantener el equipo de trabajo organizado al día.

Así como si asistieran a la empresa, el equipo necesita saber cómo va la marcha de los proyectos y cuáles son las nuevas tareas. De modo que lo mejor es apoyarse en las diferentes plataformas que existen para llevar el control de las actividades.

A continuación, te dejamos algunos consejos que pueden resultar útiles para mantener la motivación del equipo:

Tener comunicación constante

Hacer pequeñas reuniones al inicio de la jornada, en las que se le explique al equipo cuáles son las tareas del día y los avances que se han tenido. Esa es la mejor manera de reducir la sensación de lejanía y ausencia, a la vez que se fortalecen los vínculos con la empresa y con el equipo en general.
La meta debe mantenerse siempre presente, no se puede permitir que el trabajo no salga adelante. Es por eso que el apoyo del líder, así como el de todos los integrantes, es fundamental.

Mostrar siempre empatía

Dada las circunstancias que se viven, es más difícil ver las reacciones del equipo. Entonces se debe ser más intuitivo y tener la capacidad de detectar y comprender las emociones de todos los integrantes. Para muchos puede no ser una transición fácil y quizás no se sientan del todo cómodos.

Fijar metas diarias

Las nuevas tendencias gerenciales han desarrollado innovadoras maneras de llegar a las metas de corto, mediano y largo plazo, por lo que es este el momento ideal para ponerlas en práctica. Los objetivos SMART son la mejor estrategia para mantener el control del progreso del equipo.

Las recompensas pueden ser una buena motivación

Pasar de estar hasta más de 8 horas diarias en la oficina a permanecer en casa, aunque parezca extraño, puede causar más desgaste. Dolencias como fatiga visual y hasta agotamiento mental pueden ser algunas de las manifestaciones.

Es por eso que una manera de mantener la motivación en el equipo es coordinar momentos de distracción y relax, como compensación por las largas horas de trabajo continuo.

Ofrecer algún tipo de motivación adicional, como el reconocimiento del esfuerzo que realizan desde casa, tomarse como equipo algunos minutos para relajarse y compartir eventos que han sucedido fuera de la oficina, puede ser la mejor manera de hacer más amenas y productivas las jornadas de teletrabajo.

Quizás para muchos sea algo fácil de llevar, pero para otros seguramente no lo es. Ya sea parte de un equipo o no, lo mejor es buscar la manera de mantener la motivación en todo momento.