El coronavirus ha cambiado toda nuestra forma de vivir, pero sobre todo ha tenido un impacto muy grande en la economía mundial. Empresas en quiebra, otras tratando de sobrellevar la situación y luchando para no tener que cerrar sus puertas. ¿Será posible recuperar nuestra economía luego de que pase todo esto? Claro que sí.

Reinventarse es lo mejor

Todo se trata de tener a la mano una planificación que nos ayude a recuperar clientes. Por ejemplo, todos concordamos que en el mundo de la publicidad, la visibilidad de un producto es el fin al que se quiere llegar. Y es que hace un tiempo bastaba usar medios de comunicación convencionales como la radio, el periódico o la televisión para llegar a posibles clientes.

Ahora bien, no podemos decir que hoy esto sea 100% efectivo. Las redes sociales han invadido el mundo del marketing, así que no tener presencia virtual supone una desventaja para el emprendedor. Claro, hay otros medios tecnológicos que pueden ayudarnos a llegar a potenciales clientes.

Hoy contamos con una red que ha tenido gran impacto en estos últimos años. Sin embargo el uso de pantallas para exteriores es una buena forma de llegar a las personas que transitan por la calle. Las pantallas para exteriores brindan un buen apoyo en la promoción de un producto, por lo que utilizarlas en estos momentos puede ser de utilidad.

¿Cómo puedes sacarle el máximo partido a esta estrategia publicitaria? Aprovechar cuando las personas salen a abastecerse de alimentos puede ser una buena estrategia. Mensaje motivadores y de esperanza pueden ser la clave para que la comunidad entienda que si hay un futuro mejor. Pero sobre todo, tener en cuenta que tu empresa es un aliado para ellos.

El uso de pantallas LED

Las pantallas LED son la forma más sofisticada de hacer publicidad. Puedes usarlo a grandes distancias. A diferencia de los letreros y carteles, las pantallas son más fáciles de sustituir y mantener, pero sobre todo son mucho más atractivas.

El sistema de control puede ser por cable UTP, CAT5 o CAT6 para mejor transmisión y a distancia con fibra óptica o inalámbrica. Muchas de estas pantallas sirven incluso como iluminación para el lugar. Por lo que no habrá contacto con el usuario como cuando se entregaban folletos en la calle.

MUPIS LED

Tal vez su nombre no se te haga tan familiar pero los encuentras en muchas partes, por ejemplo, en de buses, en el metro, en portes, aceras, tiendas y comercios. También son útiles para promocionar servicios de bancos y hoteles.

Los MUPIS LED son muy atractivos. De hecho, muchas veces sin querer nos quedamos observando mientras esperamos cruzar la calle. Por eso, estos anuncios son perfectos para promocionar productos y servicios.

Estrategias para mejorar la economía mundial

Lo cierto es que ya hemos pasado seis meses de nuestro año confinados en casa, y mientras tanto las deudas siguen en aumento, así como la tasa de desempleo. Cada vez más países sienten la necesidad de reactivar su economía, incluso cuando no han llegado al pico más alto de contagio. No obstante, si seguimos en estas circunstancias las consecuencias podrían ser aún más catastróficas.

Algunos países han optado por abrir un sistema de subsidios para personas más vulnerables. Esto ha permitido que ancianos y personas con enfermedades que podrían ser riesgo ante la presencia del COVID, no tengan que salir de casa. Pero, esto no ha hecho más que reducir los niveles de poder adquisitivo de los gobiernos para sobrellevar la situación.

Mientras tanto, las empresas han solicitado préstamos para poder inyectarle fuerza a sus empresas. Aun así, deben utilizar estrategias como las que se mencionaron anteriormente para que esta clase de inversión no sea en vano. La unidad del mercado financiero es punto fundamental para lograr restablecer la economía, pero sobre todo evitar que esta siga cayendo en estos tiempos.

Los servicios a domicilio han sido de gran ayuda para evitar que los consumidores salgan de casa, exponiéndose a la enfermedad. También ha sido de mucha utilidad las medidas de protección e higiene tomadas por las empresas. Mientras tanto, los gobiernos deben establecer controles para asegurarse que las normas se están cumpliendo, y poner sanciones a quien pase por alto tales medidas.