Yo soy partidaria del uso de la mascarilla en esta situación que estamos viviendo. Lo era antes y lo soy ahora. Lo he compartido varias veces en mi cuenta de Instagram. Digamos que es un momento raro, desconocido y de incertidumbre para todos. Pero mejor será prevenir, lo fue toda la vida.

Como sabéis, ahora ya es obligatorio su uso en espacios públicos cerrados. También en espacios abiertos, siempre y cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad recomendada de dos metros. Ahora me surge la duda y seguro que a todas vosotras también…¿mascarillas caseras si o no?

Antes de lanzarnos como locas a coser hay varias cosas que debemos de tener en cuenta. Si pensamos en el desabastecimiento de mascarillas, lo primero que se nos viene a la cabeza es la SINGER de la abuela en el trastero. Con ella podrás iniciar una producción masiva y surtir de mascarillas a todas las personas de tu alrededor. Dime, ¿a que se te ha pasado por la cabeza en algún momento? Esto lo arreglo yo en un plis jajajaja tela a la última, filtro de café o aspiradora, diseño chic con gomas a juego y listo. Yo  lo he pensado muchas veces también, sobre todo porque tengo la famosa máquina  de coser del Lidl sin estrenar aún. Pero es verdad que no hay unas directrices claras en cuanto al tipo de tela/filtro a utilizar para garantizar una mínima protección.

Parece complicado que con una mascarilla casera podamos alcanzar la misma filtración de partículas que con una mascarilla quirúrgica. Aun así, yo creo que siempre es mejor eso que nada.

Desde mi punto de vista la mejor opción sigue siendo quedarnos en casa siempre que nuestra situación laboral y/o personal nos lo permita. De verdad os lo digo, es la opción que yo he escogido y ya es mi #nuevanormalidad

Todos hemos sacrificado cosas en esta cuarentena en aras de frenar la propagación del virus. Os animo a seguir en la misma linea. No sabemos lo que nos espera, si habrá una segunda cuarentena o no, si habrá vacuna pronto o no. Pero yo, lo que si sé, es que después de haber pasado todos esos momentos de ira, rabia, risas, llantos, alegrías, enfados, perdones…somos muchísimo más fuertes. Hemos hecho un curso acelerado de gestión de emociones y estoy convencida que esto nos ha preparado mentalmente para afrontar cualquier escenario que se pueda presentar.

Podremos con esto, ya lo hemos hecho antes, sobreviviremos, saldremos reforzados y con unas mascarillas ideales. Incluso en mi caso, hasta me animo a estrenar la máquina de coser jajaja Disfrutemos mucho de la vida, de todas las situaciones, sean las que sean. Recordad que no es un día más, sino un día menos.

Os espero por aquí y en todas mis redes sociales para seguir charlando. Besotes.

Isabel Villanueva

Autora de Palabras da miña vida O Galego Mola

Youtuber en ISASHOPAHOLIC y O GALEGO MOLA

Formadora en RRSS en Galemprende

Vividora y soñadora.