Una sociedad capaz de sobrevivir en interiores, con toda una supervivencia a golpe de click, ha tenido que encontrarse con una terrible pandemia para aprender y comprender la importancia de la función básica de la vida: un aire limpio y sano para respirar

Parece que ha tenido que ser una maldita pandemia la que ponga los puntos sobre las íes y recuerde a nuestra sociedad de la prisa y la inmediatez la importancia de la que por otra parte es la condición sine qua non de la existencia humana: respirar aire. Algo tan básico que hasta lo recitábamos en estribillos de conciertos de estadio (Medina Azahara insistía en que necesitaba respirar, o Alejandro Sanz quería ser el aire que escapaba de nuestras risas) lo teníamos tan olvidado que lo habíamos descuidado. La calidad del aire nos estaba complicando la vida, y sobre todo hipotecando la de nuestros hijos y nietos.

Somos definitivamente la generación de interiores. Los parques tienen cada vez menos niños jugando, no necesitamos salir de casa para trabajar y todo lo que necesitamos, a excepción del aire puro, está a un golpe de click. Mejor dicho, incluso el aire puro está a golpe de click. Y es que a pesar de empeñarse muchas veces en complicarse la existencia, lo cierto es que el ser humano también ha demostrado una inusitada capacidad de reinventarse, e incluso es capaz de arreglar el aire que lleva siglos estropeando. El purificador de aire mejora la calidad de lo que respiramos, y se erige en solución fundamental para problemas de alergias, olores indeseados, bacterias y virus peligrosos para nuestros niños, problemas respiratorios o simplemente invasiones de nuestro espacio en forma de olores y sustancias como el tabaco. Recientemente, la reapertura de la hostelería ha ido en gran medida vinculada a los medidores de CO2, fundamentales para controlar ambientes que pongan en riesgo el flujo fundamental para la no transmisión vírica.

Referencial en el sector y con una oferta ajustada e ilustradora es soloaire.es, portal donde un pagano o novato en el mundillo puede encontrar a medida exactamente lo que necesita y para dónde lo necesita. Avalado por las experiencias de usuarios, incluye también un blog lleno de consejos y muy clarificador en tiempos de necesidad de gestión del aire que respiramos.

Uno de los primeros aspectos sobre los que hace incidencia soloaire es tener muy en cuenta el tamaño de la estancia a purificar y limpiar, pues la capacidad de los aparatos viene expresada en metros cuadrados o cúbicos. En ese sentido, la potencia es otro indicador a tener muy en cuenta, pero a golpe de click es muy sencillo encontrar esa opción idónea.

Uno de los factores fundamentales, al igual que sucede con los aires acondicionados, son los ruidos. Es imposible encontrar el purificador silencioso total, por lo que es importante delimitar los horarios de funcionamiento, algo para lo que es clave algún producto puntero en el mercado como los purificadores controlables desde el smartphone.