José Manuel Dapena Varela

Nuestra ciudad, A Coruña, nació y vive rodeada de mar, no puede entenderse sin ese mar, la mar… La Torre de Hércules es milenario recuerdo de esta realidad tangible y hermosa.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Educación Ambiental, la asociación Mar de Fábula organizó una recogida de desperdicios en las playas de Riazor y del Orzán. Docenas de personas colaboramos en esta iniciativa, que contó con alta participación infantil, con presencia de muchas familias volcadas y concienciadas con el medio ambiente. Recogimos, en pocas horas,  plásticos, botellas, latas, bolsas, cuerdas, poliespán,  telas, centenares de colillas, …, basura más que en abundancia, incluyendo una caja registradora y múltiples cacas de perro que con las mareas se sumergirían en las aguas marinas sin haber sido tratadas en ninguna depuradora. Un horror.

MAR DE FÁBUlA. Clasificación de residuos

Ya este pasado verano, voluntarios y voluntarias convocados por “Zero Waste A Coruña”, habían retirado en la playa de As Lapas más de 40 kilos de residuos. Fotos de ambas convocatorias se insertan en estas líneas. Estas imágenes ofrecen perspectivas contrapuestas: una positiva, al reflejar el compromiso, la concienciación y el trabajo voluntario de unas personas en favor de la Naturaleza; y otra negativa, al patentizar la ausencia de sensibilidad y corresponsabilidad en muchas otras personas que tiran basura a mares y arenales sin darse cuenta de que esa nefasta actitud amenaza el futuro de nuestro planeta. Según destacaba Xosé Manuel Barros, presidente de Mar de Fábula, «está bien limpiar, pero lo importante es no contaminar». Ya lo decía una de mis abuelas: “no es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia”.

Días después de esta recogida en A Coruña, el 2-2-2020 (por quinto año consecutivo) Mar de Fábula volvía al Cabo de Touriñán a limpiar ese lugar de la basura que el mar devuelve y preservar su belleza natural. Por triste coincidencia no pude acudir a esa llamada ecologista. Esa misma mañana de domingo despedimos a los sones del Himno de Riego y de La Internacional a nuestro compañero Antonio Álvarez Cisneros, Tonecho: maestro, ugetista y socialista, defensor a ultranza de la Enseñanza Pública. Desde la Enseñanza es desde donde deben forjarse (junto con el hogar familiar) las alianzas y complicidades para defender nuestro medio ambiente, nuestro planeta, nuestro mar.

ANA y MARTA. Playa de As Lapas, julio 2019

Las próximas recogidas programadas por la Asociación ecologista Mar de Fábula serán en marzo y el 8 de junio, con ocasión del Día Mundial de los Océanos. Confío en que allí nos veamos.