A Coruña

Muchas canciones y populares dichos en la historia de Coruña. Empezando por el sobrenombre que trabajosamente nos ganamos de “Cascarilleiros”. Al ser un Puerto donde se descargaba mucho cacao venido de las Américas.

Cocido
Moza que estás na ventana, ca punta do pano fóra,
mira para dentro, o pano non enamora.
As rapazas da Coruña non é unha que son todas,
botan dous pares de media para te-las pernas gordas.
Ó entrar na Coruña o primeiro que se ve,
todas as mozas nas ventanas e as camas sen facer.
Aí vos vai a despedida, aí vos vai a derradeira,
acabouse o chiculate, rompeu a chiculateira.

Yo no sé, si en un tiempo ese apelativo sería un poco ofensivo para el orgullo de algún burgués. Que allá a principio del siglo XX en casa de posibles, se podía tomar chocolate o café para desayunar. Por las numerosas descargas de cacao, llegadas de América al Puerto Coruñés. Abasteciendo las fábricas y de modo artesanal, separando del grano la cascarilla. Que se popularizo a bajo coste en tiempos de hambre…
Yo presumo de ese apelativo, aunque a día de hoy suena un poco aparente… Pues el desecho del cacao, la famosa cascarilla paso a formar parte de los productos gourmet. Y ahora está en el ranquin de ese chocolate o café que los cascarilleiros de entonces no se podían costear… Otra fama y creo que llevan algo de razón, es la de ser por lo general de aparentes y antes muertos que sencillos. De esa sí que no puedo presumir pero cuando el río suena, es que… Jajajajaaa…
Toda esta parrafada os la cuento. Porque en este post, os voy hablar de varios sitios para comer bien en la ciudad. Que comer en A Coruña según Syvat sistemas, precios low cost como se dice en términos anglicistas tan de moda… ¡Jalufa a fartar, que mola un puñao nen@!

En el primer puesto y porque me pareció, está el “Restaurante Javimar”.

JAVIMAR

Desde o Campo das Moas

En la calle Fariña Ferreño, pegadito al antiguo Campo das Moas. Una magnifica atalaya desde donde se puede ver toda la Ría Coruñesa, el Castillo de Santa Cruz, la Dársena y la Playa de Oza. Zona ventilada, en donde no hace tanto tiempo había “molinos de viento” que abastecían a la ciudad con los campos de grano que también allí se plantaban. Esa historia os la cuento más adelante. Vamos al tema…

Vistas de la Dársena de Oza y el Castillo de Santa Cruz

El restaurante Javimar lo descubrí hace poco. Ya lo conocía de oídas por sus mariscadas, pero para sorpresa mía tiene un variado repertorio de menús. Desde 3,50 €. Hasta 11,00 €. Y los fines de semana, en temporada un “cocido gallego” de escándalo, para el precio que tiene.
Os cuento con detalle, empezando por su cocido Dominguero, ¡que ya estamos en temporada!
Pasamos a uno de los comedores y sin previa reserva. Una suerte, pues en horas punta está lleno. El comedor anexo estaba redecorado, con mesas vestidas de blancos manteles de tela y con servilletas a juego. Sus paredes revestidas de acabados más modernos y actualizados, que el comedor de entrada junto a la barra. Muy atento el camarero nos dio la carta, para que fuéramos escogiendo entre los numerosos platos de marisco, parrilladas de pescado y carnes que tenían. Pero el famoso cocido anunciado a su entrada no estaba en la carta…

Tapa de cortesía en la Barra del Javimar

Uuuufffff… Pensando para mí y bajo una picara sonrisilla, creo que se equivocó al pasarnos a este comedor y el que nos “tocaba” por las viandas a degustar, era el de solera ochentera que estaba a la entrada… Jijijijiiii… ¡Pues no!
Al acercarse el camarero, sutilmente le dijimos que queríamos cocido y que en la carta no estaba… ¡No hay problema! De primero, ¿van a tomar sopa de cocido? ¡Si!
¿Y para beber? Aaaahhh…
(Se me olvido contaros, que las mesas del comedor estaban todas adornadas con una pareja de botellas de diferentes vinos, a modo de exposición y las que nos tocó a nosotros eran un rioja y un albariño).

Mencía

Y mirando de reojo a las que estaban en la mesa contesté ¡queríamos un Mencía!
Y muy amable nos recomendó. Uno que para su gusto y el nuestro ya conocíamos y nos gusta. Un Mencía – Valdeorras “Viñaredo” con frescura y afrutado en boca.

Bollo Carrales

El otro acompañamiento el «pan de carral» como lo conozco yo “de peso”.
En breve llego “la sopa” después de servido el vino y el pan. Una plateada sopera con una colorida sopa.

Sopa
… Y emplatada

En mi opinión correcta de sabor, pero a la vista muy colorida. Se les fue la mano en el colorete…
Después de degustada la sopa y a la oportuna retirada de los platos soperos, llego la estrella del día.

Cocido Javimar

El cocido, portado en una plateada fuente de acero. Con poca variedad de cerdo (todo sea dicho), las patatas y los grelos. De la que dimos cuenta, con la consabida pregunta a mitad de la comida de ¿si llegaba?
Nos repetimos de grelos. El cocido estaba rico. Y sin pretensiones, cuando os diga después en la sobremesa lo que costo ¡estará aún mejor!

Tarta de limón de muerte amarga

Llego el momento postre y a la pregunta de si queríamos. Preguntamos lo que tenían. Una lista variada y con postres caseros, pero eche en falta las filloas u orejas que supongo que en carnavales ¡se las apuntan!

Tarta de muerte de chocolate

Una “tarta de muerte de chocolates” y una “tarta de limón de muerte amarga”. No son calificativos que yo le pongo, si no el nombre de los postres como nos los presentaron.
Estaban ricos, ricos, y llegado el “café” este sí que lo tenían de pota. Con sus gotas para bautizarlo el que guste. Y como broche de acompañamiento, un chupito de licor café.

Café de pota y chupito de licor café

Todas estas ricuras, con la botella de Mencía (11,50€.) para dos personas costo en total 35,40€.
Este queda apuntado ¿a qué si? La visita al Javimar  no acaba aquí, para los indecisos si los hay…
Me toca contaros el menú semanal de 3,50€. Que tienen los jueves.

El Menú de 3,50 Euros

La curiosidad me podía y un jueves me presente a probar su menú low cost, sin pretensiones de que fuera para recomendar… Pero mejor, mientras os lo cuento y llegado al final opinéis por vosotros mismos. Esta vez me toco una mesa en el comedor que esta junto a la barra, el de estilo ochentero del que os hable antes. En la pizarra había además de este menú otro un poco más caro… 8,50 €. Y a escoger este, entre varios platos. ¡Tal que así!

Menú del Día
Crema de Calabaza
Pollo al ajillo
Postre
Yogur
Pan – Vino – Café -> 3,50€.
Menú Especial
1-    Crema de Calabaza
Paella
Pimientos del Piquillo rellenos
2-    Lengua de ternera
Postre – Pan –Vino – Café -> 8,50€.
Crema de calabaza, pan de Carral y vino
Bollo de Carral

Visto los platos a degustar sin más preámbulos y después de preguntarme por la bebida a tomar, que fue vino de la casa y presentado el pan de Carral. Apareció la “crema de calabaza”.

Pollo al ajillo

Realmente estaba rica, me gusto. Mientras comía, los platos desfilaban por delante de mí. Pudiendo ver, los que los otros comensales pedían. Y uno en especial me llevo la mirada hacia la mesa del comensal de al lado. Una fuente de rica “lengua estofada” (esta me la apunte).
Llego el segundo unos “zanquitos de pollo al ajillo” que estaban bien de sabor, pero resultándome un poco escaso como comida… Tengo que recordaros, que estamos hablando de un menú de 3,50 €. Que me parece espectacular, pues es el precio de una tapa en cualquier bar. Cuando estaba cumplido el plato, paso el camarero a retirarlo. A la pregunta de si quería postre le contesté… Si era posible tomar una tapa de ¿lengua estofada? Siii…

Por la lengua me pierdo…

Y al menú “low cost” se le sumo la «tapa de lengua» que estaba espectacular.

Un yogurin

Que os parece si echáis cuentas mentales y acertáis el precio total, después de tomarme el “yogur” de postre y el “café de pota” que está estupendo.

Café de pota

Venga ¡tomar nota! El total a pagar fue de 5,00€.
¡Escandalo! Esto es un escandalooo… Las tapas a 2,00€. Y ricas.
Os recomiendo el restaurante y me falta hablaros de las «mariscadas» que son el plato fuerte del bar, pero esas para otro post…

LA TACITA DE ORO

Pegado a la Estación de Autobuses y a la medieval calle de (Os Alcabaleiros) actualmente derivo en Caballeros. Su nombre proviene de las alcabalas que se cobraban a quienes trasportaban productos para vender en la ciudad. A principios del siglo XX y a la entrada de la calle Chile, se encontraba la caseta de los “consumeros” encargados de cobrar el impuesto de usos y consumos, impuesto muy parecido al de la alcabala. Y es en esta calle donde se encuentra el restaurante la “Tacita de Oro”.
Entra en el ranking con un menú por 10€. semanal, los sábados y festivos 12€. pero no abren los domingos. Con un montón de primeros y segundos.

Cocido de la Tacita de oro

Incluye en su carta también “cocido”. Y entre sus ricuras culinarias podéis tomaros churrasco de ternera y de cerdo, bacalao, salpicón de marisco, parrillada de pescado y sigue… Tienen postres caseros y café de pota. Todo incluido en el menú, junto con “vino de la casa” que es razonablemente bebible… Os pongo un desfile de algunos de sus abundantes platos.
El cocido esta rico, en la fuente que fue presentado estaba compuesto por una variedad de carne de cerdo, ¡pero solo de cerdo! Acompañado de chorizo, patatas y grelos. ¡Recomendable! Apuntar, apuntar…
Bueno, empecé por el tejado a contaros. Al caso, por el segundo plato.

Sopa

El primero en esta ocasión fue una “sopa” presentada en sopera de plata y a repartir según gusto. Los postres también muy variados y los tienen caseros. Entre ellos estas tres dulzuras de la foto.

Tres dulzuras

Y para terminar con un “café de pota” muy rico todo sea dicho. Para la foto, en esta ocasión no poso. Pero ya os cuento el siguiente, que me acompaño y se dejó fotografiar. En este restaurante hay platos que aún no he catado. Os hablo de los que probé y para mi gusto calidad precio están muy bien. ¡Ya me contareis!

PARRILLADA FUENTES

En el Restaurante Fuentes

Para este nos tenemos que desplazar a la periferia de a Coruña. Ya en la franja con el Concello de Arteixo. A la Travesía de Meicende. Un restaurante sin pretensiones como todos los que ocupan este post. Pero su comedor siempre lleno a horas puntas, le adorna en una de sus paredes una pintura muy cascarillera, como todos sus cuadros. Una pintada que dice, «Todo lo que importa esta aquí». Y la verdad siempre que fui un fin de semana, cuadro con “callos” en la carta. Que están ricos, ricos. Aaaahhh… ¡Que iba de cocidos y churrascos! Pues este se me coló…

Menú del Restaurante Fuentes

El menú en esta ocasión para empezar, unos ricos callos de primero. Los segundos fueron «filetes de lomo» y «dorada a la plancha» de postre unos «flanes de café». Todo rico y con fundamento.
Su especialidad los churrascos, que son estupendos. Os lo cuento para otra ocasión. El menú por persona en sábado es de 13€.

Café con chupito tocayos, posando para esta ocasión

Incluye pan, bebida, postre y café, ¿si gustáis?

LA MAROLA

El Salmorejo destaca en la Marola

El restaurante la Marola, está en la calle Comandante Fontanes (antiguamente conocida esta calle como la Explanada del Orzan), en el interior del Hotel Zenit. Descubrí su comida tradicional y sus platos de Autor, con una invitación de la “Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo” en un Fam Trip, de una ruta por su área metropolitana que empezó en A Coruña, para continuar por sus Mariñas. Aquí la podéis ver.
Quede tan contenta con la atención y su cocina de temporada, que he vuelto varios sábados a degustar su menú en fin de semana. Os comento que los domingos cierran.
En este restaurante no me cuadro nunca con “cocido” pero sus platos merecen una visita. La decoración del comedor es acogedor con cuidados detalles y estilo. Os voy hacer un pase de ricuras y un breve comentario de los menús que probé.

Cortesía de aperitivo

Para empezar y después de ver la cartas en una ocasión se pedio un Branco Lexítimo, vino da Terra de Betanzos de “Lorenzo Bescansa” para maridar con los platos de ese día. En la espera, siempre tienen una cortesía y para esta ocasión era una “Ensalada de pasta”.

Wok de verduritas con pollo y salsa de soja

Para los primeros un “salmorejo Cordobés con virutas de jamón y huevo” y el otro plato “Wok de verduritas con pollo y salsa de soja”.

Filete de atún al horno con patata cocida y guisantes
Picaña de ternera a la plancha salsa de pimienta negra y timbal de arroz

Seguimos con “Filete de atún al horno con patata cocida y guisantes” y “Picaña de ternera a la plancha salsa de pimienta negra y timbal de arroz”. Todo rico y apetecible a la vista.

Tarta de tres Chocolates en vaso con helado cremoso de nata
Panna Cotta de Mango con mermelada de naranja y espuma de chocolate

Los postres no entran en el menú pero se pidieron en esta ocasión “Tarta de tres chocolates en vaso con helado cremoso de nata” y el otro “Panna Cotta de mango con mermelada de naranja y espuma de chocolate”. Todo muy rico.

Café de pota con chupito

El «café de pota» y «chupito de licor café«. Fue invitación del restaurante.
Menú de otra ocasión.

Cortesía de crema de calabacín

Una cortesía de “Crema de calabacín”. Y de primeros.

Carpaccio de Ternera con lascas de San Simón y aceite de oliva virgen
Salmorejo Cordobés con virutas de jamón y huevo

Carpaccio de Ternera con lascas de San Simón y aceite de oliva virgen” y “Salmorejo Cordobés con virutas de jamón y huevo” este plato, siempre que esta en carta lo pedimos, rico no, lo siguiente.

Dorada y Jarrete de vaca

Para continuar con  Pescado del día “Dorada con bilbaína en cama de cachelos” y “Jarrete meloso de vaca con crema ligera de patatas” todos ricos y presentados muy apetecibles.

Flan de café y tarta de queso

Los postres también se pidieron en esta ocasión “Flan casero de café con helado de nata” y “Tarta de queso con coulis de frutas silvestres”.
Los menús a degustar son de 12€. Están incluidos los aperitivos, 1º y 2º plato, una copa de vino y pan. Los postres aparte 3,00 €.  Y la botella de vino 12€.
Tengo que contaros que tienen platos para celiacos y acceso de minusvalía.
Pois ai vos vai a derradeira.

MILONGAS

Churrasco a fartar de Milongas

En la calle Rio de Monelos, en el centro del Parque Europa. No te voy a contar una milonga pero si de su menú semanal que es de 10,50€. Este tampoco va de cocido va de “churrasco” a fartar por 11,90€.

Churrasco con su ensalada chimichurri vino, pan postre y todo eso

El churrasco lleva ternera, cerdo, secreto, criollos patatas y ensalada, con su rica salsa chimichurri. Este menú cuenta también con postre o café. Y no es una milonga que no te la cuenten y vete a probarlo… El vino no está incluido y se pidió un Mencía “Ponte da Boga” (13,50 €.) con “café de pota” (1,00€.) Después de los postres que fueron variados y muy ricos.

HISTORIA DE LOS LUGARES

Monte das Moas

Ultimo Muiño de Vento Coruñés
Una magnifica atalaya desde donde se puede ver toda la Ría Coruñesa, la Dársena y la Playa de Oza. Zona ventilada, en donde no hace tanto tiempo había “molinos de viento” que abastecían a la ciudad, con las plantaciones en los campos de grano que también allí se plantaban. La falta de Aceas y ríos en la ciudad, con solo los del estuario en la desembocadura del Río de Monelos. Hacía que estos molinos fueran los que trabajaran, para la molienda del grano, que tan abundantemente se daba en los vizosos (fértiles) campos de Oza, Monelos y la Torre de Hércules. En este enclave trabajaba uno que relativamente aun hace poco que fue trasladado… Al Monte de Santa Margarita y ahora luce como testigo del ultimo molino que queda en la Coruña del siglo XVIII. En un lugar del que semejantes a él también trabajaban con los aires coruñeses…

El Río Monelos

Río Monelos

Olvidado bajo el cemento sepultado del recuerdo pasa olvidado el único río que tenía A Coruña. El Monelos nace de varios regos. El principal, en la parroquia de “Feáns” concretamente en el lugar de Castiñeiras y continúa hacia Mesoiro. Para saltar el desnivel. Una pequeña cascada salvaba este pequeño obstáculo.

Lavando en el Río Monelos

Que aprovechaban para hacer trabajar un Batan o “Martinete”. Es este muiño, el que da nombre a uno de los barrios por donde pasaba. Y es en este punto, donde su historia pasa a ser soterrada bajo la Avenida de Alfonso Molina, hasta Ponte da Pedra. Donde se juntaba con otros Regos de agua.
Históricamente y el más conocido ramal del río Monelos nace en “Pastoriza” bajando sus aguas para ser acumuladas en la “Presa de Meicende”. Donde nuevamente vuelve a estar enterrado y olvidado bajo el Polígono da Grela. Para salir al ya casi inexistente “San Cristovo das viñas”. Y era en este punto, cuando se alimentaba descubierto de otros Regatos que bajaban de “Eiris”. Es en “Ponte da Pedra” donde se unen los dos caudales principales soterrado para cruzar Elviña, Monelos, A Gaiteira y muriendo en el mar de San Diego.
Para los que no lo conocieron ¡y yo me incluyo! El rio Monelos está latente casi moribundo pero esta… ¡Que lo sepáis!
Fuentes: Calles con historia, La Coruña: Sus barrios y sus calles, Nombres del callejero Coruñés, Esquece Monelos – esquecemonelos.com

¡Estamos en contacto!
ANA BARES LUGARES