Sencillamente sucede y lo único realmente importante es saber que voy a disfrútarlo hasta el final… Porque ese sentimiento, esa emoción, se llama vida…
Mi lista de deseos para el nuevo año ya está hecha. Sólo pido que a mi club lo defiendan aquellos que se dejen la vida, el alma y las energías para conseguir que salga adelante. Cada uno en su puesto y el honor en el de todos. Que el orgullo, la incapacidad y la soberbia, deje de habitar en nuestra casa.
Como vivir es elegir, y elegir es DESCARTAR, descartaría a «profesionales de medios» que venden sus servicios al «mejor» postor. Descartar a tiempo. Saber elegir cuando luchar y cuando no. Porque en la vida real no deberían existir batallas a muerte. Porque a veces tienes que parar y darte cuenta de que hay batallas que es mejor perder.
Se acaba un año horrible. Comenzamos un 2020 cerrando ciclos… Esperamos dejar atrás todo el orgullo mal canalizado, la incapacidad y la soberbia que estos últimos años han permanecido instalados en nuestro club. Cerremos la puerta, limpiemos la casa, sacudamos el polvo y cambiemos el disco. Dejemos de ser lo que somos y transformemonos en lo que siempre fuimos. Un club con IDENTIDAD Y VALORES. Una afición unida que ama lo que es: PURO DEPOR.
FELIZ 2020 a todos menos a alguno.

Y un deseo: Que no falte un palillo que llevarse a la boca ni un pequeño accionista que se precie .

Nuria Najarro Magaña.

PD: Gracias especialmente a Augusto Cesar Lendoiro por estar dispuesto a tender puentes. SEMPRE.