Una pregunta que puede tener muchas opciones y algunas respuestas. Álvaro Santos, además de destruir al partido en Friol antes de las elecciones municipales y después de ellas al socialismo de la provincia de Lugo, quiere seguir siendo noticia. 

Nadie en su sano juicio mantendría en el puesto político  a quien puede ser el causante de un nuevo fracaso socialista en la provincia de Lugo, desacelerando el número de votos en la provincia. La boutade del que fuera Secretario Provincial del PSOE de Lugo, cuestionando a Gonzalo Caballero, acusándole de carecer de un «proyecto» para Galicia, ha dejado en estado de shock a los socialistas lucenses y gallegos.
Sus compañeros de Partido no entienden la ultima salida de tono y menos aún las espantadas cuando se trata de hacer piña y arropar al  Secretario General en sus visitas Lugo. Se ha convertido para Caballero, la provincia de Lugo, en una de sus mayores preocupaciones, los socialistas creen que pueden acariciar el sillón sosegador de la presidencia de la Xunta, aunque a pocos meses de las elecciones gallegas, la salida de tono de Santos puede pasarles factura. Quien se frota las manos es Alberto Núñez Feijóo, esta situación de enfrentamiento político en la provincia de Lugo, beneficia los intereses del  Partido Popular.
Gonzalo Caballero ha montado en cólera al sentirse denostado por un concejal que vive bajo el paraguas de la alcaldesa, ordenando a Patricia Otero, secretaria provincial de los socialistas de la provincia de Lugo,  que ponga en orden el Partido, que no le tiemble el pulso a la hora de tomar decisiones. El Secretario de Organización, Juan José Díaz Valiño, desde hace unos días, su cabeza está como la chimenea del Vaticano echando humo negro y el presidente de la Diputación, tuvo que cambiar de móvil, porque las llamadas le han viciado la batería.
Toda esta situación eclosiona con unas recientes declaraciones de Alvaro Santos a Europa Press, el socialista  presumía de su gestión cuando fue secretario provincial del PSOE lucense: «Siensdo Secretario General se consiguieron unos resultados magníficos para el PSOE en la provincia de Lugo (en las generales de abril) y seis meses después( la Secretaria es Patricia Otero) fueron más de 9.500 votos los perdidos en la provincia, lo que significa un peor comportamiento que en el contexto de Galicia, y un peor comportamiento que en el contexto de España y merece una reflexión»
Corren ríos de tinta en la ciudad de Lugo y provincia con la nueva salida de tono del concejal de la ciudad de Lugo, tras cargar sin control contra todo lo que se ponía delante en una carta enviada a personas de dentro y  fuera de la política.
santos le ha pasado la patata caliente a Lara Méndez, la alcaldesa  presionada por el aparato del Partido, tendrá que tomar decisiones si no quiere que su figura quede cuestionada en la provincia de Lugo.
El BNG comandado por Rubén Arroxo avanza, situación que preocupa a los socialistas, es el concejal del concello de Lugo que acapara más atención mediática del Gobierno Municipal, amenaza con el sorpaso a los socialistas, en los próximos comicios electorales. A la alcaldesa se le abre un nuevo e importante problema, ya que el díscolo Santos Ramos fue capaz, días pasados, de colarse de nuevo en los medios de comunicación y quién sabe si con algún apoyo encubierto, para ver la fortaleza del PSOE, en Lugo y en la provincia, pero con alguna conexión igual fuera de la provincia.
Su afán de notoriedad le puede pasar factura, le quedan algunos fieles «reclutados» cuando disponía de los dineros de la Diputación para repartir entre amigos, amigos de amigos y demás «parientes».
Continuará…