Antes de renovar tus electrodomésticos debes preguntarte si los que tienes funcionan bien. Si tu electrodoméstico funciona perfectamente, no deberías cambiarlo, ya que no solo supone un gasto elevado, sino que además estarías contribuyendo a contaminar el planeta. Si está fallando, es momento de preguntarte si está en garantía. Si aún está en garantía, haz uso de ella para llevarlo a reparar. Si, por el contrario, no entra dentro del periodo de garantía, habrá que analizar qué está fallando: si el mal funcionamiento se debe a un uso incorrecto, o es que simplemente necesita mantenimiento. En caso de que sea necesario repararlo, es recomendable valorar el coste que ello supone, puesto que en muchas ocasiones te saldrá más a cuenta comprar uno nuevo.

Pese a lo que puedas creer, cambiar tus electrodomésticos por unos nuevos no ha de ser excesivamente costoso. Es el momento de comparar precios y características técnicas para encontrar el aparato que mejor se adapta a tus necesidades. Hoy en día, la oferta de electrodomésticos es muy amplia y podemos encontrar precios muy distintos, sin embargo, encontrar electrodomésticos baratos es posible en tiendas como Electrobueno.

Cómo tus elecciones repercuten en el medio ambiente

El cambio climático es una realidad presente en nuestro día a día y nosotros podemos ayudar o contribuir a que la situación empeore o, por el contrario, mejore.

Cada vez que consumimos algún producto disponemos de un gran poder de compra, en el sentido de que la selección de productos que realizamos influye fehacientemente en el planeta. Lo mismo ocurre con los electrodomésticos.

Los electrodomésticos son aparatos que difícilmente renovamos más de dos o tres veces a lo largo de nuestra vida, lo que significa que la contaminación que producen aquellos antiguos o de elevado consumo energético, perdura durante años y años.

Se ha comprobado que los electrodomésticos que más consumen son los frigoríficos, ya que están conectados las 24 horas del día durante los 365 días del año. Por el mismo motivo, son también los más costosos, pero igualmente es posible encontrar frigoríficos baratos si se busca bien. Otro electrodoméstico cuyo consumo de energía puede repercutir notablemente en la factura de la luz es el congelador vertical, pues al igual que ocurre con el frigorífico, permanece conectado las 24 horas del día para poder mantener los alimentos bien conservados.

Ventajas de renovar tus electrodomésticos

Múltiples son los beneficios derivados de cambiar tus viejos electrodomésticos:

  • Que un aparato siga funcionando no quiere decir que sea buena idea continuar usándolo. Al cambiar tus viejos electrodomésticos podrás disfrutar de las ventajas que ofrecen los modelos de última generación, pues cada vez vienen con más innovaciones que nos hacen la vida más fácil.
  • Ahorrarás en tu factura de la luz, puesto que los nuevos electrodomésticos se caracterizan por ser eficientes energéticamente. Las grandes marcas cada vez apuestan más por tecnologías de alta eficiencia energética, ofreciendo más potencia con menor gasto, incluyendo modos de ahorro y ecológicos.
  • No deshacernos antes de tiempo de las cosas que aún son útiles, es una buena forma de luchar contra la obsolescencia programada, es decir, contra el control que ejercen algunas marcas en nuestros hábitos de consumo al fabricar electrodomésticos que dejarán de funcionar en un tiempo previamente establecido. Es la manera que tienen los fabricantes de electrodomésticos de obligarnos a renovar nuestros aparatos.
  • Los electrodomésticos de última generación nos ahorran tiempo y esfuerzo a la hora de realizar las tareas del hogar, lo que nos permite disfrutar de más tiempo libre.
  • Renovar los electrodomésticos puede ser una buena oportunidad para hacer reforma en casa. Al cambiar grandes aparatos como la campana extractora, el frigorífico o el horno, resulta más fácil adaptar los electrodomésticos y muebles a una nueva disposición. Puede ser un buen momento para cambiar la organización y hacer un uso más inteligente del espacio, ganando en usabilidad y comodidad.