Antonio Millares Jorge. Policía Local de Pontevedra

Un periódico nacional titulaba:“Las cloacas del Estado, bajo la lupa judicial”,“Los tribunales investigan las maniobras de políticos y comisarios para fabricar pruebas contra……y filtrarlas a la prensa”.

El relato construido en el “caso semáforos” por el Jefe de Policía Local Daniel Macenlle contra dos policías. suspendió el examen judicial y fue archivado; lo hizo“con nota” o mejor dicho“dando la nota”. Las cloacas del Concello llevan tiempo sucias y con un fuerte hedor a podredumbre, en parte gracias a las múltiples “ocurrencias” del políticojefe de policía Macenlle. Visto el auto de archivo : “algo no huele bien en este asunto”.

La generosa, calculada y escalonada irrupción mediática de los Concejales Carme Da Silva y Vicente Legisima en distintos días de febrero por el “caso semáforos”, “el numerito” en rueda de prensa de Da Silva & Macenlle con los pormenores de la investigación, que debería estar sometida a la debida reserva, y la mención a su honestidad y al cumplimiento del deber, ya hacía pensar que se trataba de “una canción ensayada”. (Los medios titularon: “El Concello respalda al jefe de la Policía Local: «Sería inadmisible que actuara de otra forma”. “El Concello cierra filas en torno al jefe de la Policía Local por el caso de los semáforos”)

“Las cloacas ya olían mal en las Navidades del 18”.Mientras la “gente de bien” celebraba el año nuevo, repartía los regalos de Reyes y apuraba los últimos dulces de Navidad, otr@s estaban “empaquetando un marrón”, no sin dificultad, ya que no pudieron entregarlo en el Juzgado hasta el 29 de enero. ¡Pero ya sabemos que ell@s no creen en los Reyes Magos! Sabíamos que no había caso, que era “un trabajo especial”. Hemos sostenido siempre que nuestros compañeros no cometieron ningún delito, que eran inocentes, que dudamos de la imparcialidad de Macenlle.

Ante el “empacho mediático”, “el tribunal inquisitorial montado” y la “actuación estelar”del jefe (Macenlle) justificando su actuación y de la concejala (Da Silva) defendiendo no se sabe muy bien lo que, decidimos que ante “las cloacas del Concello y los vertidos irrefrenables“…………¡COMPOSTAJE!. Metimos la furia, el odio, la rabia, la indignación, la frustración, la impotencia, en el cajón, y sin acelerantes, con la humildad y paciencia de los que se saben inocentes, esperamos el resultado de la acción judicial. Y llegó el archivo, el archivo NO…………¡LO SIGUIENTE!. Sostiene la Jueza que no hay delito, que los acusados no son autores de los hechos denunciados y son culpables, el policía uniformado de: «atender servicios mínimo» y policía fuera de servicio de: «participar en la manifestación». (literal del auto de archivo)

¿Y ahora qué pasa Alcalde Lores? Nueve meses de “pena de banquillo” (expresión para definir situaciones en las que sin suficiente base legal se acusa a una persona para luego quedar libre de toda sospecha), sufrimiento y preocupación de familia y amig@s, daño irreparable a la imagen de la policía local, criminalización de un colectivo y de una manifestación legal y pacífica con la única intención de desmontar un conflicto laboral. Lo peor, comprobar como un gobierno que presume de defender todo conflicto laboral o social, incluso con personas condenadas en sentencia firme, en esta ocasión se han metido en una “cloaca” y ahora toca limpiarla. En política quien asume y defiende una causa injusta y pone la “mano en el fuego” por quien la protagoniza, debe dimitir. Cuando un funcionario público comete errores graves en su trabajo, debe ser objeto de investigación. NO ESPERE MÁS, asuma su responsabilidad Sra. Da Silva, las Navidades será mejor sin usted y los Reyes Magos no tendrán que ir tan cargados de carbón este año.