Una vez mas se ha puesto de manifiesto la incompatibilidad existente entre el lider de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero y el excandidato de Friol en varias contiendas electorales, ahora concejal «paracaidista» del concello de Lugo, Alvaro Santos.Santos cuenta con relativa fuerza en agrupaciones locales de A Mariña y otros concellos que han recibido favores del entonces diputado provincial y Secretario Provincial del PSOE, «donaciones» realizadas con dinero publico, euros que sirvieron para hacer clientelismo político y personal.
La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, está perdiendo terreno frente a sus socios nacionalistas del BNG, que como se ha podido comprobar en las recientes fiestas de San Froilan, acapararon la atención mediática, dejando en segundo lugar a quien debería ser la protagonista en los actos realizados.

Lara Méndez López va eclisando su fuerza política en la ciudad, a favor del BNG, situación que puede convertirla  en una alcaldesa de perfil bajo.  Debería recomponer su grupo socialista de gobierno y dejar de proteger a Álvaro Santos, concejal de medio/ambiente, que en vez de ir a arropar al Secretario General de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, como lo hicieron sus compañeros,  visibiliza su desencuentro contemplando los batracios de las fuentes de Lugo.

Patricia Otero debe poner orden el el gallinero socialista y averiguar si las reuniones de socialistas con Álvaro Santos tienen algún fin especifico. Entre el grupo afín al exsecretario provincial hay malestar por desplazar la Comisión Federal de Listas a Sonsoles López Izquierdo, al tercer puesto de la lista electoral para los comicios electorales del 10N, lo que provocó que renunciase a ser candidata.