Manuel Tato

El día anterior al partido tenía un mal presentimiento, noche de San Juan, noche de meigas, el Deportivo acabó el «lume» el pasado jueves y dije como el bueno de Arsenio Iglesias, «Hay moita festa y sabía que podía pasar esto»

Entre cerveza y churrasco, con aroma de San juan, lo comentábamos en un grupo, pantalla gigante viendo a un equipo pequeño, la derrota evaporó la ilusión cuando el colegiado pitó el final del partido. El fútbol es sentimiento y también romanticismo hacia colores y escudo que representan el sentir de toda una colectividad, como es la de los deportivistas, abonados o no. Ayer el mal juego del equipo rompió el cordón umbilical del jueves, que había unido a todo el deportivismo en una sola ilusión. ascender  a Primera División. Decepción y caras triste

Tras el 3-0, un año más en Segunda División.  En una caminata por el  Paseo Marítimo, lo comentaba con mi buen amigo, Diego Gonzalez Rivas. Le decía….No me dolió, es el reflejo de lo que fue el equipo este año, y mis comentarios en el programa La Goma  ende 21noticias.com, lo corroboraron.

Me duele por esos niños, esa savia fresca, por todos los que hoy llevaban camisetas y hasta yo le puse a mi perro, mi fiel mascota y amigo Pucho una bufanda con los colores blanco y azul.

A mi mente vino el ascenso fallido contra el Rayo, lloré muchísimo, era un niño y mis primeras lágrimas en Riazor. No me dolió como el penalti de Djuckic, o la semifinal contra el Oporto, simplemente hoy desde me decepcionó.

Una dirección deportiva a la que señalar, fracasó estrepitosamente aunque hincho pecho durante los últimos días, ayerr se lo partió el Mallorca. Un entrenador al que le gustasn los experimentos sin medios defensivo, en tu Play están bien, esto es fútbol y cobras por ello.

Alex Bergantiños, señores y señoras…. Cuanto te eché de menos, te hubieses partido el labio, la cara por estar ahí, gracias por tu compromiso, cariño y lealtad al escudo.

Muchos fueron los que sabían todo discutiendo mis planteamientos pero sin razonables. No soy rencoroso, ni me gusta hacer leña del árbol caído, me llamaba hace un rato un amigo desde Argentina y me decía…no os lo merecéis, pero es Fútbol.

Consejo: La fiesta es después de conseguir el éxito y la humildad es el mejor jarabe.