Álvaro Santos ha «tirado la toalla» esta mañana en la sede socialista de Lugo, en una más que presunta  jugada de ajedrez, enviando un órdago a Gonzalo Caballero, que ha sido incapaz el Secretario General de los socialistas gallegos, de conquistar la plaza de la provincia de Lugo.

El «efecto Caballero» en Lugo lo tiene complicado, es una plaza a conquistar, está jugando una partida peligrosa sobre el tablero de ajedrez político, sin saber mover las piezas. La duda surge entre los socialistas lucenses, preguntándose si tiene capacidad para reorganizar el Partido en la Provincia. El PSdeG ganador de las elecciones tiene un serio problema de órdago, que no es una cuestión menor, lo que puede provocar una profunda división, situación que Caballero no desea, podría mermar su ambición de ser el próximo presidente de la Xunta.
¿Donde estan los pesos pesados que otrora lideraban el socialismo en la provincia de Lugo? En el silencio de las palabras dormidas, menos Besteiro que aún maneja algunos hilillos y no de chapapote precisamente, aunque el panorama está más negro que el que salía del pecio del Prestige. Xosé López Orozco-«campeón» de las desimputaciones «sin hacer nada»- está cómodamente sentado en el poyo de su puerta, viendo pasar los ataúdes de quienes lo han separado de la Alcaldía de manera torticera, aprovechando las «imputaciones» del alcalde,  capitaneados por Besteiro y mesnadas, para situar a  una persona de su total confianza en la Alcaldía de Lugo,  como es Lara Méndez.
Personalmente siento una gran admiración por López Orozco, lo he tratado personalmente y entrevistado en varias ocasiones y como vecino que fui de Lugo, he palpado en la calle el cariño que los lucenses sienten hacia el que fue su alcalde. La actual alcaldesa tendrá que cambiar su talante y tener más cercanía con los lucenses.
La primera reunión de reorganización de la situación tuvo lugar a última hora de la tarde de ayer en Lugo, donde varios de los cercanos a Santos, entre ellos, un grupo de asesores de la Diputación Provincial y otros que le sacan fotos por la provincia `para colgarlas en redes sociales, cierran filas con la intención de que Lara Méndez sea candidata a la Secretaria Provincial del Partido, con el objetivo de continuar con el legado y no perder la cuota de poder en la provincia de Lugo.
Se ve como la solución más eficaz para lograr la Secretaria Provincial, con el objetivo de limitar la capacidad de Gonzalo Caballero y los suyos, ante las dificultades de encontrar otra alternativa de peso, de modo que buscarían apoyos en ciertos réditos de la costa lucense,  Terra Chá y la montaña para intentar igualar un proceso que de por sí, pinta de color gris para Lara Méndez. En una segunda línea de salida se podrían colocar el portavoz local, Miguel Fernández con un perfil político más bajo o la diputada nacional Sonsoles López, en ese caso, directamente sin perfil político.
Gonzalo Caballero tendrá que gestionar la crisis con todas las sensibilidades socialistas y buscar una alternativa de consenso, que a priori, no parece nada fácil.
La última jugada de los cercanos a Álvaro Santos, de colocar en la Secretaría General provincial a una persona cercana con poder político, podría no contar con el visto bueno de Gómez Besteiro, y otras personas cercanas a él.