El don de aparecer en el lugar adecuado en el momento preciso puede ser una importante característica del lucense Ramón Carballo, ya que en la guerra interna del PSOE, puede pescar ni más ni menos que la Alcaldía. 

La alcaldesa Lara Méndez prepara una lista con paracaidistas que nada tienen que ver con el municipio lucense, como es el caso de Álvaro Santos en el número 2, con Sonsoles López en el 3 y con el fichaje estrella de Tito Valledor en el número 4. Es bien conocido por todos su extenso historial en Ribadeo, Meira y ahora en el Club Fluvial de Lugo, en donde recibió una suculenta ayuda por parte de los organismos públicos de Lugo, de color socialista por cierto. En su currículum aparece también una hoja de presentación curiosa en la etapa en la que estuvo al cargo del Colegio de Enfermería. ¡Qué se lo pregunten a la siguiente directiva tras su relevo!
En el número 5 puede aparecer la única cuota de la agrupación local de Lugo, Ana Abelleira, la actual presidenta de la agrupación socialista lucense. Justo por debajo, Miguel Fernández, actual portavoz municipal, vecino de Ribeira de Piquín y que compartió Junta directiva del Colegio de Enfermería junto al mencionado Valledor.
Ya en el número 7, suena Rosana Rielo aunque hay negociaciones abiertas con una conocida empresaria lucense, que casualmente tiene varios contratos con la administración pública.
Hasta el momento no trascendieron más nombres de la lista, pero no se descarta que en el número 8 pueda estar alguno de los asesores actuales de la Alcaldesa o alguien interno del partido, tras el rechazo de personas vinculadas al sindicalismo y un conocido profesor de la Politécnica con pasado nacionalista.
En su retiro está el alcalde traicionado en Santiago, el bueno de Orozco riendose a mandibula batiente, sentado en la puerta, viendo con espanto, como la fauna política  se disputa la chuleta, como si fuesen perros callejeros.  Blasona el PSOE de democracia y al igual que en casi todos los partidos políticos, algunos haciendo trampas al solitario, han colocado en los puestos de salida a leales a la causa, que no han salido elegidos en las primarias, relegando a quienes fueron elegidos por sus compañeros, para que nadie se escape al control del partido.
Las primarias son un engaña bobos, donde los que pagan cuota están solo para pegar carteles en campaña electoral, o ver si cae algún chollo si su partido es el que gobierna, es el mensaje que están lanzando al electorado.