Algo en este país está cambiando, el PSOE lleva al próximo pleno del Congreso de los Diputados un proyecto de ley para reparar a las víctimas de bebés robados en España. El texto parece ser que es una propuesta de la Coordinadora de apoyo a la Querella argentina (CeAgua), iniciativa que cuenta con el apoyo de Unidos Podemos, ERC, EH Bildu, Compromís y PDC.

  El pasado 6-8-2018, he tenido la oportunidad de publicar en este mismo medio un amplio trabajo sobre la trama de bebés robados y/o adoptados irregularmente, urdida en el Hospital Provincial de Lugo y en la Casa Cuna, instituciones ambas dependientes por aquel entonces de la Diputación Provincial de Lugo, hechos que son ilustrativos del modus operandi de otros lugares de España.

  En dicho trabajo, después de analizar varios casos que salieron recientemente a la luz pública, se llamaba la atención sobre la ausencia de una normativa legal en la que puedan ampararse las miles de víctimas que buscan a sus familiares biológicos, y que lo único que encuentran como respuesta a este derecho humano, es el injusto y vergonzoso archivo de sus causas, reinando por doquier la impunidad.La repercusión mediática de dicho trabajo fue sorprendente.

El caso de la lucense Élida Ares, una de las víctimas que busca a su hija, un bebé robado en dicho hospital el mismo día en que nació (13 de septiembre de 1962), llegó a varios canales de televisión y a otros medios de comunicación como fue el caso de el Periódico Mediterráneo, ya que esta madre busca a su hija en la ciudad de Castellón de la Plana, sin resultado hasta la fecha, pero sin perder la esperanza.

Saludamos, pues, esta iniciativa legislativa, y pedimos que se haga justicia con sus víctimas, de tal modo y parafraseando a Lisa Wingate en su novela “ Antes de que llegaras “ Que aquellos niños y niñas, con independencia del rincón del mundo del que provengan, no son mercancías ni objetos, ni tampoco pizarras blancas (…) Son seres humanos con recuerdos, necesidades, deseos y sueños propios.